23 de January de 2012 00:01

Gkill City nació para cuestionar todo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

De entrada, los creadores del portal web Gkill City advierten que lo que ellos hacen “no es periodismo profesional”. Todos o casi todos son ochenteros. Andrés Crespo (41) no lo es. Se dicen liberales. Esta es la historia, que inició hace dos años, de un grupo irreverente y cuestionador por excelencia.

José María León, cronista de la revista SoHo y ex abogado de Barcelona S.C., de 29 años, tenía una idea que rondaba su cabeza por más de un año. Una idea que le impedía dormir tranquilo. Citó a Crespo (protagonista en ‘Pescador’, la nueva cinta de Sebastián Cordero) en una cafetería al norte de Guayaquil y se liberó de ese nudo que tenía en la garganta.

“Lo que quiero es hacer un portal de comunicación hecho por ciudadanos que renuncien a lo que proponen los medios tradicionales”, le dijo Crespo a León.

Crespo , quien también es realizador audiovisual, conectó con el proyecto, se enganchó. A los pocos días, con el mismo entusiasmo, Xavier Flores (34), otro abogado, se unió al grupo. Lo propio hicieron Ernesto Yturralde (24), Fernando Ampuero (31), Íngrid Aguirre, Isabela Ponce (24) y Nadya Donoso (24). Gkill City, oficialmente, había surgido.

“Actualmente la página recibe 30 000 visitas mensuales”, cuenta Ampuero. Las ediciones son semanales. Reciben colaboraciones de personas que no necesariamente son periodistas. Ya van por la número 31.Tienen cinco secciones: El Mirador Político, Fuck you curuchupa, Chongo Cultural, Galeta Gráfica y Las entrevistas de Ampuero.

“Chongo cultural, por ejemplo, tiene ese nombre porque ahí es el lugar donde se reúnen artistas, poetas luego de trabajar”, cuenta León. La sección se divide, a su vez, en tres subcategorías: ‘Huecas Pepas de Guayaquil’, que cuenta cuáles son los puestos para comer refundidos con los que tiene la ciudad; ‘¿Cuál es la voz?’ es una suerte de agenda cultural con eventos marginales a los que, según Donoso, “los medios tradicionales no les paran bola”; y la más reciente llamada ‘Las Crónicas del Barrio’.

Sobre esta flamante iniciativa, la última, León dice que “la idea es que la gente de los barrios escriba sus vivencias, algo más personal”.

“Los reporteros de la mayoría de medios van media hora a los barrios y tienen una mirada ajena”, continúa León. Se han publicado 10 crónicas de frecuencia diaria.

Pero una de las secciones que más acogida ha tenido es ‘El mirador político’.

“Tiene acogida porque el momento político actual involucra a todos, al ciudadano de a pie”, considera Flores.

“El nombre ‘Mirador Político’ parte del concepto de que en Guayaquil hay muchos cerros en los que te puedes sentar a mirar la ciudad”, explica León.

‘Fuck you curuchupa’ es el espacio de la página con más aire liberal. Por esa sección se han tratado con un ojo muy crítico, temas como la religión, el matrimonio igualitario, el machismo, la transexualidad, entre otros.

Además, la página cuenta con un programa de televisión ‘La Descarga’, producido por ellos mismos en diferentes locaciones y que suben a la página cada 15 días. También, uno radial (‘Gkill City’ Radio), gracias a la hora que todos los sábados (de 12:00 a 13:00) la emisora local Radio Tropicana les permite salir al aire.

Pero sin duda alguna, el departamento de Proyectos Civiles que tiene la agrupación es el valor agregado de Gkill City.

Sus crónicas y artículos no se quedan en su página web. Con Xavier Flores a la batuta, complementan algunos de sus textos con acciones legales.

Uno de los más polémicos, el de la Apostasía. Reunieron 34 firmas de personas que quieren eliminar los datos que la Iglesia Católica tiene de ellos, una vez que fueron bautizados de niños, y lo presentaron al arzobispo de Guayaquil, monseñor Antonio Arregui. Aún no reciben respuesta.

“Queremos que eliminen el registro que tienen de nosotros como católicos”, enfatiza Flores.

“Se trata de un ejercicio de libertad religiosa”, opina Ernesto Yturralde, director de ‘La Descarga’.

Otro tema planteado por Gkill City y que ha causado mucho debate público es el que presentaron al Municipio de Guayaquil sobre las pintadas en Guayaquil.

“La propuesta consiste en que las personas dueñas de un bien inmueble deberían tener la libertad para decidir de qué color pintarla su casa”, opina Ampuero.

El año pasado, asimismo, emprendieron una demanda por la disposición del Salón de Julio (espacio artístico del mismo Municipio) de no admitir “obras sexualmente explícitas”.

“ Perdimos la primera instancia. Estamos esperando sentencia de la segunda”, cuenta Flores.

Dicen que seguirán con la página “hasta el final de los días”. Todos los lunes se reúnen en el departamento de Andrés Crespo para armar las ediciones semanales. Algunos ingresos provienen de las ventas de unas camisetas con el logo de Gkill City.

“Tenemos la creencia de que solo a través del ejercicio liberal se puede construir una sociedad mejor”, remata José María León.

En la labor

Además de escribir textos, la agrupación emprende acciones legales en casos que considere necesarios.

La banda ecuatoriana ‘Los Corrientes’ es el soundtrack oficial de la página, que también cuenta con ilustradores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)