9 de October de 2011 00:04

Ecuador no es un lugar para el canto

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

No es un fenómeno reciente la salida de talento ecuatoriano hacia el exterior, pero en los últimos años, y en el caso del canto lírico, esto se ha incrementado a causa de la falta de lugares de especialización superior.Así se han ido los cantantes Xavier Ribadeneira, María Isabel Albuja, Carolina Varela, Juan Borja y Ana María Tamayo.

Para cada uno de estos artistas, localizados en distintos lugares del mundo, el canto empezó como una pasión desde temprana edad. Todos ellos iniciaron su educación musical en las aulas del Conservatorio Nacional de Música, a excepción de Varela, quien realizó sus estudios en el Conservatorio Franz Liszt.

Una vez culminados sus estudios, la realidad ecuatoriana para un cantante de ópera los ahogó: aquí no hay lugares para desarrollar la técnica vocal, no existen las plazas de trabajo suficientes para desarrollarse como profesionales en esta rama del arte. Al respecto, la maestra Magdalena Carbonell, jefa del área de coro y conjuntos corales del Conservatorio Nacional, dice que la instrucción de los estudiantes de canto, que en la actualidad bordea los 50 alumnos, se ve detenida tras su salida del Conservatorio.

“Es muy difícil que ellos logren una formación superior en el país debido a que no existen lugares de estudio”, comenta Carbonell. A esto, a razón de la docente, se añade que en el país tan solo existen dos conjuntos corales profesionales: el coro Ciudad de Quito, del Teatro Sucre, y el coro del Consejo Provincial de Pichincha.

Es así que, en su búsqueda de mejores destinos, los cinco cantantes optaron por estudiar en tierras cuyos idiomas ni siquiera conocían, como le ocurrió a Tamayo que tras haber ganado una beca para estudiar canto en la Universidad de Viena, tuvo que enfrentarse a la realidad de no saber nada de alemán.

“Eso es común para muchos artistas; al querer estudiar bien la carrera nos vemos con la dura situación de no saber el idioma del lugar al que vamos”, dice Tamayo.

[[OBJECT]]

Y es que “el problema se vuelve muy desafiante para el cantante lírico ya que nosotros debemos hablar no un idioma, sino varios ya que la partitura lírica es políglota”, confiesa Ribadeneira, que en1990 partió hacia Hungría para estudiar canto en Budapest.

Aún cuando el idioma pudiese ser un reto, eso no importa al momento de ser bueno en el canto, teniendo en cuenta que en el país, como indican los cantantes, no existen las suficientes herramientas académicas para mejorar el nivel. “Este problema de la falta de centros superiores para la formación de cantantes líricos viene arrastrándose desde que yo era joven”, dice Ribadeneira, quien lleva más de tres décadas como profesional de canto.

Pero cuando los músicos adquieren las herramientas necesarias en su técnica vocal, miran que regresar al Ecuador se convierte en un nuevo reto en sus vidas ya “que no es un país con una tradición en el canto lírico”, según Albuja. Es por eso que ella, tras haber finalizado sus estudios en la Universidad San Francisco de Quito, fue a la Universidad de Boston y desde entonces lleva una vida profesional entre Estados Unidos, España e Italia.

¿Pero qué les ofrece el exterior? A esta pregunta, Borja, quien forma parte del elenco del Teatro Colón de Buenos Aires, responde sencillamente: una vida como profesional. “No solo los estudios nos hacen salir del Ecuador. En otras plazas contamos con la presencia de otros cantantes que, al igual que uno, se encuentran desarrollando su talento”.

Si bien la presencia de otros cantantes enriquece, eso también se convierte en otro de los retos que conlleva vivir en el exterior. Sobre el tema, Varela, cantante que hizo de Italia su residencia hace nueve años, comenta que “el cantante lírico sale del país con herramientas escasas frente a gente de otros lugares”. Y aunque -dice- esto sea preocupante “no se hace nada al respecto”, finaliza.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)