11 de October de 2011 11:48

Comienza Feria de Fráncfort pidiendo "nuevos modelos" para el libro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Feria del Libro de Fráncfort, la más importante del sector, inauguró hoy su edición 63 con una apuesta por generar "nuevos formatos y vías de distribución".

"Hacen falta ideas de nuevos formatos, nuevos modelos sociales y vías de distribución", reclamó el director de la feria, Jürgen Boos, en la ceremonia inaugural del evento (12 al 16 de octubre).

En el acto participaron el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, y varios representantes del invitado de honor este año, Islandia, incluyendo al presidente Ólafur Ragnar Grímsson.

"En los últimos años hemos venido hablando mucho de 'ruptura'. Pero ninguna ruptura sale de la nada", recordó Boos, que llamó por eso a utilizar la feria como un "espacio de discusión" e innovación.

"Nuestro sector vive más que ningún otro de personas que producen buenas ideas, reconocen contenidos relevantes y los transmiten a la sociedad", concluyó. "Nos atrevemos a afrontar esta ruptura".

La mayor cita editorial del mundo cuenta este año con 7.500 expositores de 110 países, una cifra similar a la del año pasado. Los organizadores esperan casi 300.000 visitantes, que podrán participar en más de 3 300 actos a lo largo de cinco días de feria.

Entre otras figuras pasarán por Fráncfort este año el premio Nobel Mario Vargas Llosa o el italiano Umberto Eco. Islandia, sucesora de Argentina como invitado especial, es el país más pequeño que ha recibido este honor, pero también uno de los que más lectores y autores tienen por habitante.

La isla de apenas 320.000 habitantes se presenta en Fráncfort con el lema "Fabulosa Islandia" y una delegación de 38 autores y más de 200 nuevos títulos relacionados con el país.

En un emotivo discurso, el presidente Grímsson agradeció la invitación y la consideró un "reconocimiento de que incluso el jardín más pequeño puede dar al mundo flores y plantas con un sentido, literatura, poesía y ciencia comparable a los frutos de otras comunidades más numerosas".

El mandatario calificó a los islandeses como "obsesionados" con la escritura y concluyó con una encendida defensa de la literatura: "Los libros son nuestra cultura y nuestro alimento, nuestras raíces y fuentes de creación. Son nosotros".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)