8 de July de 2012 00:05

Un brindis por los ausentes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los críticos tomaron asiento e iniciaron la presentación de ‘Después de la nieve’. Antes, el representante de Manthra Editores anunció que la autora Sophie Crocket no estaría presente. Esto, a pesar de vivir en un planeta tan conectado gracias a lo cual muchos encuentros se realizan de manera virtual ¡Y, paradójico también, pues esta novela se inscribe en la ciencia ficción!

Sin embargo, este hecho tornó la noche más literaria. Sin duda, digna de una bella narración capaz de construir la imagen de Crocket, fantaseando dónde estará mientras hablan de ella y si sabrá que su texto sería desmenuzado por tres expertos, quienes se dejaron enganchar. Mr. Books fue el escenario. Hubo vino, cordialidad, sonrisas, fotos y abrazos.

Mientras escuchaba el diálogo que se entabló con el escaso público (qué pena, ojalá la gente escuchara literatura como ve fútbol o películas taquilleras) pensaba que todos los días podríamos tener presentaciones de libros de autores que aún no han puesto a Ecuador en su ruta. Y aunque sería maravilloso tener a narradores como Paul Auster o Mario Vargas Llosa, bien podrían presentarse sus novedades sin ellos, como sucedió la noche del 21 de junio.

¿Qué tal establecer diálogos sobre ‘Sunset Park’ o ‘La civilización del espectáculo’ de manera coloquial y con lenguaje sencillo? Como espera un público que solo quiere leer, sumergirse en una historia, identificarse con ella, relajarse, disfrutar… Si bien es cierto que en algunas universidades hay debates académicos sobre autores y libros, no se enmarcan en el formato de la presentación de un libro y, casi siempre, el lenguaje es más complejo, especializado. Los expositores de la noche, Iván Rodrigo Mendizábal y Paulina Briones, lograron transmitir sus emociones y apreciaciones casi sin artilugios académicos.

Las librerías y editoriales tienen la palabra para potenciar estos eventos que acercan a la gente desde el terreno de la imaginación, a pesar de que el escritor no se encuentre o no se conecte a ninguna pantalla. Eso sí, habría que contarle que una noche un público diverso que no conoce brindará por él o por ella y aplaudirá su manuscrito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)