17 de October de 2011 10:30

El Booker Prize, que se falla el martes, puede tener pronto un rival

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Man Booker Prize, uno de los galardones literarios más prestigiosos del mundo, se falla el martes por la noche en Londres, pero la edición 2011 se ha visto opacada por el anuncio del lanzamiento el próximo año de un premio alternativo.

El escritor inglés Julian Barnes, de 65 años, aparece como el gran favorito para alzarse con el premio con su última novela "The Sense of an Ending", la historia de un hombre que se reconcilia con su pasado, en su cuarto intento.

Otros tres británicos -la veterana Carol Birch ("Jamrach's Menagerie") y los noveles Stephen Kelman ("Pigeon English") y AD Milker ("Snowdrops") - y dos canadienses -Patrick deWitt ("The Sisters Brothers") y Esi Edugyan ("Half Blood Blues") - completan la lista de finalistas para este galardón dotado con 50 000 libras (79 000 dólares, 57 000 euros).

La selección, anunciada a principios de septiembre, suscitó numerosas críticas, en particular después de que la presidenta del jurado, la ex directora del MI5 (servicio de inteligencia británico) y ahora autora de 'thrillers' Stella Rimingtin, definiera las obras finalistas como "legibles" y "amenas".

Ante esta ola de descontento, un grupo autodenominado " gabinete de asesores del Premio Literatura " , anunció para 2012 el lanzamiento de un galardón alternativo para recompensar a " la mejor novela escrita en lengua inglesa y publicada en el Reino Unido en un año determinado " .

El nuevo galardón, al que contrariamente al Booker (reservado sólo a escritores de la Commonwealth e Irlanda) podrán aspirar también autores estadounidenses, indicó que honraría novelas "sin par en su calidad y ambición", objetivo que el Booker Prize "cumplió durante años".

Pero, agregó, el jurado del Booker "prioriza ahora una noción de legibilidad con respecto al logro artístico", señalaron.

Interrogado por la BBC, el agente literario Andrew Kidd, indicó sin embargo que "no se trata de atacar al Booker Prize o a los libros finalistas".

El presidente del Booker Prize, Jonathan Taylor, defendió en conversación con la AFP su galardón, que "desde 1969 alienta la lectura de ficción literaria de la mayor calidad", e indicó que "acogía con satisfacción cualquier premio creíble que apoye también la lectura de ficción de calidad".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)