5 de August de 2012 00:01

¿Alfaro, explotado por la política?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En los últimos años en el Ecuador ha surgido toda una iconografía en torno a la figura de Eloy Alfaro Delgado que, hace un siglo, fue asesinado y arrastrado por las calles de Quito. Esa iconografía ha permitido que aparezca una serie de actividades de toda índole, sobre todo culturales, sobre Alfaro y la Revolución Liberal.

Todo esto plantea una duda. ¿El objetivo es darle un sustento histórico al Gobierno actual, o hay derivaciones positivas como la promoción de figuras artísticas y actividades culturales a partir de la celebración del prohombre?

Gustavo Abad, investigador de la comunicación, dice que para referirse a la imagen de Alfaro se debe diferenciar entre historia (que tiene una pretensión de cientificidad) y la memoria: que se crea y recrea constantemente.

“Diría que el credo de Alfaro cobra fuerza en estas épocas en los dos sentidos. Como historia es necesario reivindicar, revisar, y repensar; pero también cobra vigencia como memoria en la medida en que viene a ser un ícono de una propuesta de un proyecto político en este caso, uno del Gobierno actual”, comenta.

Y es que ahora se trata de legitimar los proyectos políticos sobre una base histórica, que toma a una personalidad que se identifica más con el sentido que quieren otorgar a sus respectivas revoluciones del presente.

A lo largo del 2011 instituciones ministeriales impulsaron y apoyaron homenajes artísticos a Alfaro. Por ejemplo, Arte Revolución Arte, un proyecto de la Comisión Interinstitucional Centenario de la Hoguera Bárbara, presidida por el Ministerio Coordinador de Patrimonio; fue un concurso en el que alumnos de tercer año de bachillerato de los colegios del país pintaron carteles artesanales en torno al legado alfarista.

“Fue un ejercicio en que los alumnos planteaban una interpretación de la historia”, cuenta María Gabriela Villacrés, funcionaria de la Dirección de Procesos de la Memoria Social y Colectiva del Ministerio de Cultura.

En cuanto al uso de la figura del ‘Viejo Luchador’ en homenajes artísticos, Abad cree que hay varias posibilidades. “Puede haber un tratamiento respetuoso, responsable, riguroso y puede que haya uno utilitario, oportunista, coyuntural y superficial. Pero si para algo nos sirve ese uso es para entender la fuerte implicación que hay entre historia, memoria y política”, concluye.

Y es que el uso y la celebración de figuras destacadas han sido comunes en los gobiernos anteriores. Pero ahora, todos esos protagonistas de la historia ecuatoriana parecen haber sido sacados del imaginario; ya no se menciona a Plaza, García Moreno, Isidro Ayora, Velasco Ibarra, Rocafuerte. Ahora se centra en la figura de Alfaro, que, en términos de Abad, es utilizada para crear un clima de opinión favorable al proyecto que se tiene actualmente en el Palacio de Carondelet.

Otro homenaje impulsado por la comisión del Centenario de la Hoguera Bárbara fue la convocatoria a cineastas e historiadores para realizar una teleserie sobre la vida y el legado del general Alfaro. Además está el cancionero alfarista ‘Cantos, Montoneros y Chapulos’, impulsado por la Subsecretaría de Memoria Social.

La convocatoria Alfaro Es-Cultura fue para crear una escultura novedosa de Alfaro que pronto estará en el parque El Ejido (que contrario a lo habitual, responde a una estética abstracta y no a la emparentada a la real socialista).

Para Jorge Moreno, historiador ecuatoriano, “se ha abusado de la imagen de Alfaro para diversas manifestaciones a través del arte contemporáneo. Creo que debe haber un límite para el uso de ciertas figuras históricas. El artista debe tomar en cuenta que está usando un elemento de la identidad nacional”. Sin embargo Moreno cree que el uso de este elemento es útil porque quien quiera que lo vea, lo acepte o lo rechace, está recordando al personaje de la historia.

El Ballet Ecuatoriano de Cámara (BEC) también ha hecho homenajes a Alfaro. Bajo la dirección de Rubén Guarderas, el BEC ha hecho cuatro montajes. ‘El Tren de la Cultura’, ‘Subterra Ecos de América’, ‘Eco de tu Anuncio’, y a estrenarse pronto: ‘Tatuajes’. “Lo que nosotros hacemos es abrir el campo para ver y recuperar todas esas cosas que estuvieron en el olvido histórico”.

La actriz Valentina Pacheco y el músico Alberto Caleris, presentaron ayer, con motivo de la Velada Libertaria, la obra Eloy Alfaro en la Memoria. Un espectáculo “multiétnico que fusionó la música urbana con la afro esmeraldeña, la Costa con la Sierra”. En coincidencia con las propuestas actuales de la política cultural.

“Fue un pretexto para celebrar los 100 años de su muerte, como un cumpleaños. Una oportunidad para recoger su figura, el liberalismo y la negritud”, dice Pacheco. “Más allá de lo ideológico, uno puede o no estar de acuerdo pero nadie puede negar que movió la estructura del país”, según Caleris.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)