7 de mayo de 2019 00:00

La cultura afro se muestra con ferias de integración

Artesanías en cerámica se mostraron el pasado miércoles en la feria de la Gran Manzana, en Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/ El Comercio

Artesanías en cerámica se mostraron el pasado miércoles en la feria de la Gran Manzana, en Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/ El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Marcel Bonilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Unas 300 mujeres del cantón Esmeraldas trabajan en la promoción de la cultura afro con la preparación de comidas típicas, elaboración de artesanías, pasta de cacao y cocadas con sabores de frutas.

La Gran Manzana, ubicada en el centro de la ciudad de Esmeraldas, se ha convertido en el espacio donde los emprendedores instalan sus carpas, para exponer sus productos a ritmo de la marimba.

Las participantes habitan en los barrios de la ciudad y desde hace dos años se organizan gracias al Frente de Mujeres de Esmeraldas para Esmeraldas, que los capacitó en temas de emprendimiento.

Durante su capacitación aprenden temas como manipulación de alimentos, atención al cliente y todo el proceso legal para obtener su permiso sanitario a través de la Agencia de Regulación y Control Sanitario (Arcsa).

Elvira Tenorio fue una de las ganadoras por el mejor plato denominado la bandeja de mariscos, compuesto por concha, camarón, calamar, pescado, langostinos, cangrejo, entre otras delicias del mar.

Tenorio trabaja con productos que ancestralmente han sido usados para darle sabor a los mariscos como la chiyangua y el zumo del coco que le agregan un sabor especial a las comidas de esta región.

La bandeja de mariscos cuesta USD 15 y es para cuatro personas. El menú se acompaña con patacones y arroz, según el gusto del cliente.

Las artesanías también tienen su espacio en las ferias. Hay artículos de arcilla, que se utilizan especialmente para la elaboración de muñecas afros de varios tamaños con acabados de primera, hechos por las mismas mujeres.

Una de las más experimentadas en la pintura de estas artesanías es Paola Rosales, quien trabaja en su taller con la ayuda de sus dos hijos y su esposo. Según la artesana, en cada expresión se trata de plasmar la cultura de la zona. Con el bambú se elaboran lámparas, asientos, ceniceros, estanterías y decoraciones para el hogar, bares y cocinas, en especial para las casas de campo.

Los dulces tradicionales como la cocada son los más apetecidos, junto con el manjar de guayaba y las conservas de banano. La cocada en especial se la prepara con sabores de frutas, lo que da un valor agregados a los productos que tienen el sello esmeraldeño.

Neisa Mina es experta en la elaboración de cocadas tradicionales con canela y anís. Pero actualmente utiliza frutas para darle un sabor más agradable a estos dulces y subir las ventas sobre todo en las temporadas de playa.

La presidenta del Frente de mujeres de Esmeraldas para Esmeraldas, Roxana Vivar, explica que la creación de este organismo apunta al rescate de los saberes ancestrales con una nueva oferta de productos tradicionales como el coco, cacao y los insumos del mar.

A través de nuevas ideas, señala Vivar, se trabaja artesanalmente en la elaboración de barras de chocolate semiamargo, chocolate amargo hecho con cacao orgánico fino aroma, así como con el té y el polvo de cacao en sus respectivas presentaciones.

Unas de las marcas es Ambu y Kakabú, que han logrado consolidarse en el mercado con el apoyo de técnicos de la organización y del Ministerio de la Producción, Comercio Exterior e Inversiones.

Las ferias para la integración de los emprendedores afros se realizan dos veces al año. La primera del 2019 se realizó la semana anterior con el apoyo del Municipio de Esmeraldas, que también trabaja e impulsa programas de apoyo para los pequeños productores.

En todas las ferias se realizan presentaciones musicales y de danza tradicional con la participación de los grupos culturales de la ciudad. Los comensales degustan platos típicos y, a la vez, pueden adquirir artesanías elaboradas en todo tipo de material.

De acuerdo con la planificación contemplada en el plan de acción, el Frente de mujeres tiene previsto realizar otras tres ferias hasta terminar el presente año en las que se incluya el trabajo de la población chachi y épera.

Estas dos nacionalidades trabajan en temas de artesanías y, con la ayuda de la Prefectura, las mujeres éperas han desarrollado un catálogo digital para vender sus productos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)