Lasso a asambleístas: ‘Con la seguridad de un …
128 peatones fueron atropellados en Quito de enero a…
‘Me hice el muerto’ cuenta un niño que s…
BCE presenta moneda conmemorativa por el Bicentenari…
Relación entre la viruela del mono y los hombres: sí…
Vía Alóag-Santo Domingo está habilitada completamente
Federación de Abogados de Ecuador pide destitución d…
Con baches, grietas y basura, así lucen las calles d…

Las cuatro razones por las que el médico rechaza el Código Penal

El 70% de operaciones en las que interviene el cirujano es de alto riesgo

El 70% de operaciones en las que interviene el cirujano es de alto riesgo

El texto del Código Integral Penal genera más debate entre los médicos. Ellos analizan si continuar o no con su profesión porque consideran que están en ‘riesgo’. Pero ¿cuáles son los principales temores de los médicos? ¿Por qué les preocupa la norma?

1. Porque podrían ir a la cárcel si la muerte del paciente se da por una “acción peligrosa”. Los médicos alegan que toda intervención, especialmente las quirúrgicas son peligrosas, desde la inyección de anestesia hasta la receta de un medicamento. Además, durante una operación pueden aparecer complicaciones que no se podían prever y la hacen aun más peligrosa.

2. También podrían ir a prisión si la muerte se produce por una “acción innecesaria”. Sin embargo, en ciertos casos, ese tipo de intervenciones se practica para salvar la vida de los pacientes. Por ejemplo, cuando se opera por una aparente apendicitis y luego se comprueba que el cuadro clínico no fue real se puede considerar como una acción innecesaria y con la posibilidad de recibir una denuncia.

3. Si la acción es ilegítima igualmente, los médicos tienen riesgo. Eso puede ocurrir cuando, por ejemplo, un traumatólogo atiende un parto en caso de emergencia. Si la madre muere y el niño se salva podría tener una denuncia por no ser ginecólogo, pero actuaba en una urgencia.

4. La falta de insumos en los hospitales públicos impiden que los médicos puedan realizar los procedimientos como establecen los protocolos. Este es otro temor de los galenos.