‘Pasaba todo el día sin comer’: víctimas…
El volcán de La Palma vuelve a rugir mientras la lav…
Oficialismo, ID y PSC piden que no haya bloqueos par…
Jueza investigada por irregularidades en el caso Jor…
El registro único de violencia contra las mujeres se…
Fausto Cobo es designado Director del Centro de Inte…
Escándalos en la Asamblea derivan en roces entre Llo…
Fiscalía en España investiga frases xenófobas a jove…

Cuarentena fortalece al cine nacional que se reencuentra con el público

‘Sin muertos no hay Carnaval’ es una película de Sebastián Cordero,que se estrenóen el 2016. Ahora puede verse enplataformas creadas por los cineastas. Foto: iMDb

‘Sin muertos no hay Carnaval’ es una película de Sebastián Cordero,que se estrenóen el 2016. Ahora puede verse enplataformas creadas por los cineastas. Foto: iMDb

‘Sin muertos no hay Carnaval’ es una película de Sebastián Cordero,que se estrenóen el 2016. Ahora puede verse enplataformas creadas por los cineastas. Foto: iMDb

El cine ecuatoriano se reencuentra con el público, en una nueva e imprevista etapa de exhibición que surge en medio de la pandemia. Cineastas y productores han ofrecido acceso gratuito a producciones nacionales, que pueden verse en pequeñas o grandes pantallas a través de distintas plataformas de video.

En el auge del ‘streaming’, los catálogos de Netflix, HBO, Amazon Prime así como de otros servicios de video bajo demanda ofrecen, por un costo de suscripción, cientos de títulos. Esa oferta se amplió y se diversificó con producciones ecuatorianas que empezaron a difundirse en YouTube y Vimeo, con la ventaja de que podían verse sin costo.

David Holguín
fue el primero en poner a disposición su ópera prima ‘Estación Polar’. El documental, que repasa la trayectoria de la agrupación Mamá Vudú, pasó de los cines a exhibirse en Vimeo.

La idea, dice Holguín, era liberar el filme un par de horas para una exhibición virtual. En cuatro horas se alcanzaron 4 600 reproducciones, pero tras el cierre seguían llegando solicitudes para verla dentro y fuera del país, así que decidió extender la apertura. Hasta ayer, ‘Estación Polar’ tenía más de 18 000 reproducciones.

Un par de días después, el director Ernesto Yitux replicó esta iniciativa con el documental ‘Siguiente Round’. La idea se viralizó y el ejemplo de Holguín fue emulado por otros colegas que compartieron ficciones y documentales, cortos y largometrajes. La cantidad de producciones liberadas creció y los ‘links’ de visionado circulaban en redes sociales; sin embargo, las obras quedaron dispersas en un mar de opciones.

Video: YouTube, cuenta: Siguiente Round Documental

La Corporación de Productores del Ecuador, Asociación de Documentalistas, Encuentros del Otro Cine, Cine Universitario, otras instituciones y algunos blogs personales empezaron a recopilar y publicar los filmes ecuatorianos disponibles en Internet.

Una de las iniciativas más novedosas surgió de Jota Salazar, experto en posproducción audiovisual, quien reunió los enlaces de los filmes ecuatorianos liberados en un portal bautizado como Choloflix (www.choloflix.com).

Salazar y Nerea Núñez llevan tres años desarrollando un proyecto para abrir una plataforma de cine digital. La liberación de los filmes ecuatorianos durante la cuarentena les permitió crear una “versión de prueba”. En cuatro semanas, el portal ha reunido 112 producciones y ha recibido más de 300 000 visitas. Las cinco películas más vistas son ‘Sin muertos no hay Carnaval’, ‘Tras las sombras del Niño del terror’, ‘Zuquillo Exprés’, ‘La muerte de Jaime Roldós’ y ‘A tus espaldas’.

Video: YouTube, cuenta: Capitán Escudo

Si bien el acceso gratuito a los filmes no permite a los cineastas recuperar la inversión de la producción, Holguín asegura que este conjunto de iniciativas ha dado un nuevo impulso a la exhibición de cine ecuatoriano. Al mismo tiempo, asegura que esta experiencia es un buen momento para que los cineastas se replanteen la ruta y los canales de exhibición de sus obras.
“Una vez que se termine la cuarentena, queremos hablar con los cineastas para ver si esto evoluciona en una plataforma permanente”, dice Salazar.

Suplementos digitales