30 de mayo de 2019 14:39

'VolcáNica', el pulso de una nación combativa en clave de crónica

Arte de la portada de VolcáNica, libro de crónicas de Sabrina Duque. Foto: Cortesía

Arte de la portada de VolcáNica, libro de crónicas de Sabrina Duque.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Alejandro Ribadeneira

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La vida ha llevado a Sabrina Duque por algunos países como Brasil y Portugal, y ella siempre ha sabido diferenciar que una cosa es viajar y otra hacer turismo. En parte se debe a su formación de periodista, que le obliga a tener el ojo atento y la pregunta en los labios, y en parte a que ama escribir. Su reciente libro, ‘VolcáNica’, que acaba de llegar a Ecuador, es su obra más larga y también la más totalizadora de esta narradora ecuatoriana.

Sabrina Duque nació en 1979, en Guayaquil. Es periodista, cronista y traductora. Publicó ‘Lama’ (2017) y fue finalista del premio Gabriel García Márquez de periodismo.

Con ‘VolcáNica’, Sabrina Duque despliega una serie de crónicas sobre Nicaragua. Desde el ingenioso título, una contracción que alude a los volcanes y al apodo de los nicaragüenses, se intuye que vamos a adentrarnos en la geografía de ese país y en sus turbulencias políticas.

El proyecto inicial estaba más enfocado en una crónica de viajes, y con esa premisa Sabrina Duque obtuvo la beca Michael Jacobs de Crónica Viajera de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. Pero estallaron las protestas en contra del régimen de Daniel Ortega y surgió la necesidad de combinar lo telúrico y lo histórico.

La cronista, escritora y traductora Sabrina Duque.

La cronista, escritora y traductora Sabrina Duque.

Ambas facetas son hilvanadas por esta autora, que recorrió todo el país centroamericano. Están las descripciones de Managua, la capital destruida algunas veces por el Masaya, ubicado a 20 kilómetros. A pesar de su latente poder, asomarse a este volcán vivo “es tan fácil como ir al cine”.

Están las famosas Huellas de Acahualinca, fósiles de huellas humanas del Holoceno tardío. Para Sabrina Duque, las pisadas son testimonio que desde hace milenios los pobladores perdieron el miedo a vivir entre volcanes. Desfilan historias sobre el Cerro Negro y el Momotombo, y también sobre poblaciones como Nueva Guinea o Casita, donde los pobladores cuentan sus historias personales con los volcanes en el trasfondo de sus vidas. O la rivalidad entre Granada y León.

Pero también están los sandinistas, los de antes y los de ahora. Sabrina Duque ofrece su testimonio personal sobre el inicio de las revueltas en contra de Ortega y da cuenta del impacto en el aparato turístico del país como de la cruenta represión desatada por quien, allá en los lejanos 80, era uno de los íconos de la revolución latinoamericana.

Los detalles de la violencia estremecen, sobre todo porque los abuelos, aquellos sandinistas de verde olivo, ahora presencian la muerte de sus nietos. “En tiempos de Somoza, ser joven era un crimen. En tiempos de Ortega, también”.

La fluidez del relato, la mirada aguda para los detalles y la perspicacia de la autora hacen de ‘VolcáNica’ un libro indispensable para entender a esta Nicaragua que tanto nos fascina y que, gracias a Sabrina Duque, también nos duele.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)