3 de septiembre de 2018 00:00

Cristina Reyes retoma la poesía y lo hace con ‘plenos poderes’

La abogada y activista presenta hoy en Guayaquil su cuarto poemario, en que aborda temas como el amor y la política. Foto: archivo / EL COMERCIO

La abogada y activista presenta hoy en Guayaquil su cuarto poemario, en que aborda temas como el amor y la política. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 10
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Cultura
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cristina Reyes vuelve a un viejo amor, el de la poesía, cultivado por ella desde adolescente, aunque la autora ha preferido publicar sin asiduidad, para permitir que las palabras maduren y alcancen el poder necesario que requiere la expresión escrita.

Este nuevo libro consiste en una colección de 83 poemas llamada ‘Mis plenos poderes’, sugestivo título para alguien que se ha convertido en un rostro habitual de la política del país, aunque también es promotora del empoderamiento femenino y activista por los derechos humanos.

El título, lo explica, es un símbolo de determinación de la libertad como bandera de las causas que la apasionan. “Es una afirmación de que estoy viviendo una vida con propósito. Mis plenos poderes es la afirmación de que transito por la vida con mis credenciales de libertad y de fuerza, sin pedirle permiso a nadie”.

‘Mis plenos poderes’ llega después de sus libros ‘Travesía, poesía del mar’ (2000), ‘Tierna furia’ (2007) y ‘Yo, libertadora’ (2012), todos de poesía, un género que no suele ser abordado por los políticos, que más bien son ensayistas o narradores. “La poesía me eligió a mí, no yo a ella. Te concede un mágico poder que solo puede develarse en los ojos del poeta. Y estos años me ha dado un poder secreto, cifrado, potente que me permite crear cada vez que incendio o protesto con mi poesía”.

Reyes no sigue un plan sistemático para escribir sino que se somete a la dictadura de la inspiración en cualquier momento. “Puedo estar en casa, de viaje o en el trabajo y empiezo a escribir sobre situaciones. La vida me ha llevado por experiencias insospechadas que han permitido que nazcan algunos poemas. Y a ratos, en cambio, me infiltro como observadora o espía y cuento la historia de alguien más”.

La guayaquileña, nacida en 1981, aborda temas como el amor, el desamor y una exploración sin miedo de la sensualidad; pero también aborda la política y ciertas inquietudes sociales. “Me inspira la rebeldía, el vértigo de vivir apasionadamente y dejar un legado”.

La obra tendrá dos presentaciones. La primera es hoy, 3 de septiembre, a las 19:00, en el Bankers Club de Guayaquil. La segunda será el 11 de septiembre en el Swissotel de Quito, a las 19:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (5)