4 de diciembre de 2019 00:00

Coros indígenas, presentes en un festival en el Teatro Lalama

El Coro de Santa Rosa participó en el Festival realizado en el Teatro Lalama. Ellas interpretaron música religiosa. Foto: Cortesía Prefectura de Tungurahua

El Coro de Santa Rosa participó en el Festival realizado en el Teatro Lalama. Ellas interpretaron música religiosa. Foto: Cortesía Prefectura de Tungurahua

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Modesto Moreta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las voces agudas y alargadas de las mujeres indígenas se juntaron en el Primer Festival de Coros Intercultural realizado en Ambato. En la actividad participaron 10 grupos de música representando a las iglesias evangélicas, católicas y de música nacional.

El evento se realizó en el Teatro Lalama, ubicado en las calles Bolívar y Martínez, en el centro de Ambato, y fue organizado por el Consejo Provincial de Tungurahua.

Participaron los coros L’Scala, Siervas de Jesucristo, Kuri Sisa, Mensajeras de María, Diosga Cuyimi, Jesuspac ShunKu, Mensajeras de Dios. Además, Amigas de Jesús y el coro femenino Boca Cuerda del Gobierno Provincial.

Cristóbal Caluña, director del Departamento de Desarrollo y Cultura de la Prefectura, contó que el objetivo del evento es integrar, sin mirar religiones o creencias, a todos con la idea de que la gente que asiste a los espectáculos conozca la cultura de cada uno de los pueblos indígenas de la provincia que participan.

En fiestas comunitarias y religiosas como los matrimonios son las ocasiones para escuchar a los coros que interpretan música religiosa y también de las melodías antiguas de las comunidades, que tras una investigación son recuperadas. Los coros están integrados por 30 y 40 mujeres de todas las edades.

Por ejemplo, el grupo Ciervas de Jesucristo de la Confraternidad de Iglesias Evangélicas kichwas del Pueblo de Pilahuín vistió los trajes tradicionales de su cultura. Antes de pisar las tablas, realizaron un último ensayo. Prepararon sus voces interpretando alabanzas dirigidas a Dios como creador, también el respeto a la naturaleza y la música autóctona al ritmo de Sanjuanitos, Fandangos y Danzante.

Las 44 integrantes estaban ataviadas con el anaco negro y blusa blanca con bordados hechos a mano de hilos de colores. Las dos prendas estaban ajustadas a la cintura con un chumbi (faja en español) de color azul y un reboso rojo. Se presentaron en Santa Elena, Guayaquil, Milagro, Durán, Ambato y otras ciudades.

José Manuel Pandashina, coordinador, cuenta que la agrupación cumplió 20 años de trabajo y tiene dos producciones discográficas en audio y video. El año pasado presentaron el segundo volumen con nuevos ritmos como las cumbias, huaynos, cumbia tropical y otras melodías.

Las notas agudas de la música sonaron uniformes y con ritmo. En el escenario, los movimientos eran coordinados y sus voces casi idénticas atrajeron a los 800 asistentes al Teatro Lalama. Todas las melodías las interpretaron en kichwa.

Antonio Chachipanta, dirigente indígena, se encargó de reunir a los coros de la ciudad. Invitó a las Ciervas de Jesucristo de Pilahuín, Los Mensajeros de Dios y Diosga Juimi de Sasalaka, este último está integrado por 45 personas. Ahí representaron a los artesanos de esta parroquia del cantón Pelileo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (18)