15 de diciembre de 2018 00:00

El Conteo navideño de aves está listo

El territorio ecuatoriano está entre los cinco primeros lugares en América Latina para observar aves, con paisajes únicos en el mundo

El territorio ecuatoriano está entre los cinco primeros lugares en América Latina para observar aves, con paisajes únicos en el mundo. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Redacción Tendencias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A dos semanas de iniciarse los festejos de Navidad, se organizan 16 conteos de aves, los cuales empezarán a mediados de diciembre y se extenderán hasta la primera semana de enero. Están distribuidos a lo largo del país: tres en Pichincha, dos en la Costa, dos en la Amazonía, uno en Galápagos y uno binacional, con Colombia.

De acuerdo con la normativa establecida por Audubon Society (organizador internacional), se debe realizar un círculo para el conteo de 24 km de diámetro, que formarán parte del conteo oficial.

En Quito, el sábado 22 se realizará la inauguración del conteo a partir de las 10:00, en el Parque Arqueológico y Ecológico Rumipamba, con la presentación de tres charlas. También se realizará el conteo en el Parque Metropolitano, el Parque de Guápulo y Cruz Loma.

Otro lugar donde se realizará el avistamiento es la zona de Mindo-Tandayapa, con 30 rutas distintas distribuidas en 24 kilómetros a la redonda del círculo de conteo. Las rutas tienen entre 3 800 m y 1 200 metros de altitud. Dentro de cada grupo participan entre cinco y 10 personas, y se pueden identificar entre 60 y 180 especies de aves por día.

Otra zona de gran importancia será Cosanga, del 21 al 23 de diciembre, y la reserva del Parque Yasuní, del 18 al 22.

El conteo de aves es una actividad que nació en Estados Unidos, en 1900, por iniciativa del ornitólogo Frank Chapman, como respuesta a la tradición de ‘cacería navideña’. La propuesta era observar las aves en lugar de matarlas.

En Ecuador, la primera vez que se realizó este evento fue en Mindo, en 1994, y se vieron 220 especies. En el 2006, el conteo fue en Napo, en Cosanga, con 253 especies de aves observadas. Desde el 2015 se realiza en Quito.

En su primera edición, el conteo en la capital contó con 70 participantes. El 2017 tuvo la participación de 107 personas y apareció en la lista que publica Audubon Society de los lugares con más de 100 participantes en los Conteos Navideños. Esto “motiva a seguir trabajando en el involucramiento de personas que no son expertas en ornitología, para que conozcan la avifauna y aportar al ecoturismo en las zonas más frecuentadas”, comenta Sandra Espinoza, coordinadora de Aves Quito.

El Conteo Navideño de Aves Urbano de Quito cuenta con el aval de Audubon Society el apoyo de la Universidad San Francisco de Quito, Instituto Nacional de Biodiversidad de Ecuador (Inabio), Jardín Botánico, Zoo de Quito, Museo del Agua Yaku, Museo Interactivo de Ciencia (MIC), Teleférico, Nature Experience y Sendero La Vicentina.

El conteo es una iniciativa que involucra a la ciudadanía con en el turismo y la conservación de las aves y naturaleza en regiones del Litoral y la Amazonía, que en estas fechas mantienen un ingreso económico extra con los observadores de aves.

Las personas que quieren realizar permanentemente el avistamiento de aves pueden acceder a la página de Birdwatching Ecuador, que cuenta con información de las seis rutas de aviturismo del país.

Tangara
Hay 46 especies endémicas en la ruta noroccidental, que incluye el Paseo del Quinde, Mindo, Milpe–Pachijal, y otras zonas.

Gaviota andina
La ruta nororiental cuenta con más de 500 especies. Atraviesa Papallacta, el Antisana, Kutukú y zonas cercas a Perú y Colombia.

Hoazin
La ruta Ríos Amazónicos lleva al viajero por los ríos, lagunas y parajes andino-orientales. Recomendada para exploradores.

Lechuza

En la ruta Costa del Pacífico hay playas con centenares de aves que buscan alimento en estuarios, manglares, llanuras, etc.

Tanager alas azules
La ruta del sur incluye zonas secas, bosques húmedos y páramos que son hogar de pericos de Orcés y otras especies.

Gran Garza
En la ruta Galápagos, salvo por un par de escurridizas especies que viven en zonas remotas, pueden verse a las aves endémicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)