19 de abril de 2020 15:25

Consumo de plástico de un solo uso aumenta en la pandemia

Las bolsas plásticas vuelven a ser utilizadas por las personas de diferentes ciudades para sus compras.

Las bolsas plásticas vuelven a ser utilizadas por las personas de diferentes ciudades para sus compras.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 2
Isabel Alarcón

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Antes de la llegada del covid-19, el 2020 se proyectaba como el año en el que se reforzaría la lucha contra el plástico en América y el mundo. Debido a la emergencia sanitaria, las ciudades que planeaban prohibir la venta de estas bolsas suspendieron la medida ambiental.

Maine es uno de los lugares en Estados Unidos donde la prohibición de las bolsas plásticas fue aplazada para evitar la propagación del coronavirus. En New Hampshire no se permitirá el uso de las reusables durante este período al igual que en Massachusetts, donde se dispuso que las tiendas no deben cobrar por las bolsas plásticas.

La prohibición en Nueva York, que iba a aplicarse desde el mes pasado, está suspendida. Algunos comercios en este Estado han optado por no permitir el ingreso con fundas de tela.

Según un reciente informe de BloombergNEF, las preocupaciones por la propagación del virus podrían causar un aumento en la demanda de envases plásticos y en el uso de este material para el empaque de alimentos.

Pietro Graziani, experto ambiental de la Cooperación Italiana, explica que el riesgo es que se anulen los avances logrados hasta el momento. Durante este tiempo se ha promovido la compra de productos libres de empaques plásticos y ahora las ventas al granel están disminuyendo por el temor al contagio.

Al mismo tiempo, se está produciendo más basura en los hogares. Según la Empresa Pública Metropolitana de Aseo de Quito (Emaseo), en marzo de este año se recolectaron casi 1 400 toneladas más que lo registrado en el mismo mes del 2019. Desde la declaratoria de emergencia, se aumentó un 40% en la generación de residuos domiciliarios en Quito.

El mal manejo de residuos comunes podría provocar una emergencia ambiental paralela o posterior a la sanitaria, dice el experto. Esta es una oportunidad para promover el uso de empaques amigables con el ambiente.
Grupos como Greenpeace Estados Unidos defienden que la pandemia ha sido utilizada para evitar que se prohíba el uso de este material y ponen como ejemplo a la Asociación de la Industria del Plástico de ese país. Sus integrantes pidieron al Departamento de Salud y Servicios Humanos que respalde la idea de que las restricciones a las bolsas plásticas ponen en riesgo a las personas.

En el informe de BloombergNEF se explica que aún es muy pronto para saber si el covid-19 va a afectar la demanda de plástico en el futuro, pero se prevé que cualquier alza será temporal.

Gustavo Ruiz, presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha, dice que el aumento en la producción y consumo de bolsas plásticas es normal durante una emergencia.

Esto ya ha ocurrido y tiende a normalizarse una vez que termina. Ruiz cuenta que los envases de polietileno también han aumentado su comercialización. Estos se usan para colocar el alcohol en gel y desinfectantes.

En esta cámara, 16 empresas producen plástico. El problema no es el material, considera Ruiz, sino su mal uso y disposición final. El año pasado, esta Cámara presentó una iniciativa para transformar el plástico en combustible.

Andrea Lema, creadora del movimiento PlastiCo., cuenta que aunque se ha visto un incremento del uso de empaques desechables, también han aumentado las ventas de los bolsos reusables.

El Ministerio del Ambiente explica que se ha trabajado para reducir el consumo de plástico de un solo uso debido a los impactos ambientales que estos causan.

Sin embargo, dice el MAE, no es una solución prohibir la utilización de productos plásticos de un solo uso mientras dure la emergencia “por motivos de higiene y salubridad”. Mediante sus redes sociales promueven el reciclaje y consumo responsable.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), entre 2014 y 2018 se utilizaron alrededor de 3 493 512 bolsas plásticas desechables cada año. El MAE aún no tiene datos de cuántas se están usando en esta emergencia.

El cobro del impuesto a las fundas plásticas debía aplicarse desde este mes, pero el Reglamento de la Ley todavía no se ha publicado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (3)