Vacaciones entre pasado y presente, Buenos Aires a p…
El ECU 911 registró un 12% menos de emergencias que …
La reactivación comenzó en el centro de Quito
El liderazgo de Leonidas Iza se perfila por dos esce…
‘Couriers’ aceleran su labor para igualarse con retr…
Mujeres guayaquileñas diseñan su futuro con cada puntada
Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito

En Quevedo se levanta la ciudad Palmar del Sol

Las primeras casas del proyecto.   Las estructuras son sismorresistentes; en las habitaciones de ambos pisos se instalaron ventanales para captar mayor luz natural.

Las primeras casas del proyecto. Las estructuras son sismorresistentes; en las habitaciones de ambos pisos se instalaron ventanales para captar mayor luz natural.

Las casas tienen un estilo americano. Son de hormigón armado rectangulares con techos cuadrados y piramidales. Algunos son de fibrocemento y otros, que fueron modificados por sus propietarios, de teja.

Delante de cada vivienda hay un pequeño espacio con pasto recién cortado apropiado para un jardín de flores. Junto se observa un área para aparcar un vehículo familiar; grande, al aire libre.

Las 52 villas están a un costado de la vía Quevedo – El Empalme, en el kilómetro 5 (provincia de Los Ríos). Forman el proyecto inmobiliario Ciudad Palmar del Sol que lo construye desde hace un año la inmobiliaria InmoPalace.

El proyecto se levanta sobre un terreno de 15 hectáreas. Se ha proyectado la construcción de tres áreas comunales de espacios verdes con canchas deportivas, piscina y juegos infantiles.

César Llaguno, gerente comercial, asegura que existen cuatro modelos de vivienda en venta. Difieren una de otra por el tamaño, principalmente.

La primera se llama Colibrí y cuesta USD 55 500. Es de una planta y tiene 65 metros cuadrados. Cuenta con dos baños, tres dormitorios y una sala comedor. El baño principal tiene una ducha de caída vertical.

En la cocina hay modulares inferiores y los superiores deben ser colocados por el cliente. Los pisos son de cerámica y, si el cliente está dispuesto a pagar un monto extra, se puede colocar porcelanato. Las puertas son de madera y se empleó grifería FV.

La fachada de la casa y las paredes interiores se pintaron de marrón y café claro. “Pero el color puede variar según el gusto del cliente”, dice Llaguno. “Nosotros proponemos colores cálidos, que combinen con el entorno costero, pero no es un concepto rígido”.

El segundo modelo de casa tiene 95 metros cuadrados y es de dos pisos. En la primera planta hay una sala, un comedor, cocina, baño y área de lavandería.

En la planta superior hay tres habitaciones. Dos comparten un baño y la principal cuenta con uno independiente. Tiene un costo de USD 65 500.

“No pueden ser ampliadas”, detalla el gerente comercial del proyecto, aunque se pueden cambiar los acabados si así lo requiere el comprador.

El tercer tipo de casa se llama Geranios y, a diferencia de las otras dos, tiene una sala de estar en la segunda planta, fuera de los dormitorios, para observar películas en un televisor plasma o instalar un karaoke. Tiene 110 metros cuadrados de construcción y un patio trasero. Se la puede adquirir por USD 73 000.

El último modelo de villa, que se denominó Palmar, cuesta USD 78 000. Mide 120 metros cuadrados. Cuenta con balcones y dormitorios más amplios. Desde los ventanales se puede observar la transitada carretera que conduce al Guayas;

“Es importante destacar que si bien el tamaño de la construcción varía, todas las casas se levantan sobre un área de terreno de 180 metros cuadrados. Tenemos 9 metros de frente”, dice Llaguno.