Colapso de viviendas y sectores sin electricidad en …
Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en Ecuador…
884 kilómetros de vías de Tungurahua bajo el cuidado…
El ahorro educativo se apalanca en 3 productos
Ahorrar para la vejez, una tarea postergada
Guías penitenciarios, rehenes de las bandas
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 28 de …
Criptodivisas también saltan a la cancha

Otras 149 viviendas populares para Ciudad Quitumbe

Entre las avenidas Rumichaca Ñan y Guayañán Ñan -a una cuadra de la avenida Mariscal Antonio José de Sucre- se emplaza el proyecto habitacional popular Cooperativa Vivienda Solidaria Metropolitana.

Este programa forma parte de uno más global llamado Jardines de Ninallacta y este, a su vez, forma parte de la megaurbanización sureña conocida como Ciudad Quitumbe.

Este es un proyecto que comenzó hace cinco años, explica el Ing. Fernando Pinto, principal de Inmoguía, constructora del plan.

Ya se han entregado 54 unidades habitacionales en las manzanas 1 y 3. Las de la manzana 4 están listas. Las de la manzana 15 están en construcción.

Esta manzana es la más ambiciosa de todas, explica el presidente de la cooperativa, Ángel Villacís. En total serán 149 casas, 130 de 51 m² y 19 de 102 m².

Estas son de dos plantas, explica el Arq. Fernando Pinto, encargado de la obra. “Son de hormigón armado, con losas prefabricadas de viguetas y bovedillas”.

Existen dos tipologías. Las unidades habitacionales implantadas en lotes de 96 m² y las esquinaras, que tienen terrenos que varían entre 120 y 160 m².

Estas casas cuentan con todos los servicios básicos de agua, luz y teléfono e instalación para calefón. El sector está urbanizado.

Los inmuebles son ideales para una familia de cinco personas. Tienen espacio para dos dormitorios, sala, comedor, cocina y un baño. Cada unidad, asimismo, posee un estacionamiento y un patio posterior con lavandería.

Las casas son adosadas pero las divisiones de los patios exteriores son con setos de espárragos, una planta parecida al bambú.

Los acabados de las viviendas son de buena calidad: pisos de cerámica en baños, cocinas y el área social; flotante en las alcobas. “Aunque el comprador puede decidirse por otros tipos”, explica el arquitecto Pinto.

Las unidades habitacionales no tienen mobiliario interno como clósets o alacenas; solo poseen un mesón con lavabo. Los sanitarios y griferías son Edesa.

Los precios son los siguientes: las casas de 51 m² en los terrenos pequeños valen USD 25 652; las que tienen lotes más grandes valen USD 29 000. Las de 102 m² valen desde USD 39 000.

Las personas que están interesadas en adquirir una de estas viviendas, explica Villacís, tienen que convertirse en socios de la cooperativa Solidaria.

Para eso deben llenar una solicitud para ser socio (no debe pertenecer a ninguna otra cooperativa ni tener casa propia) y cancelar el 30% del valor de la casa.

Suplementos digitales