17 de July de 2010 00:00

El Ocean Club, un espacio con mar de fondo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN



Desde los ventanales del vestíbulo se observan los barcos de carga que pasan por alta mar. Pero también se siente la brisa en la extensa zona de piscina, hidromasaje y bar. La ubicación del Ocean Club es privilegiada. Está en una loma en el norte del cantón General Villamil (Playas), provincia de Guayas.

El antiguo club Casa Blanca se transformó en un moderno espacio para la distracción. Desde octubre pasado comenzaron los trabajos de remodelación del lugar, con una inversión de USD 800 000. El empresario guayaquileño Estuardo Sánchez y César Mesa de la inmobiliaria Metros Cuadrados se asociaron para este proyecto. Compraron la propiedad en un remate.

Desde que se ingresa al club se observa la tendencia marcada de materiales artesanales en su decoración. Paredes forradas de sapán (hojas de banano) y lámparas de conchas colgando de los tumbados y en los espacios de bares o el comedor.

En el acceso de una cúpula forrada de sapán cuelga una gigantesca lámpara de conchitas lavadas y en las puntas conchas perlas, elaborada por una artesana de Salinas.

El blanco predomina en los diferentes ambientes con muebles tejidos y de colores vivos, acabados de madera y detalles con materiales autóctonos. La diseñadora del club, Cindy de Kronfle, dice que su intención fue dar un ambiente totalmente playero.

Por los tumbados altos de la edificación prefirió luminarias colgadas y muebles con espaldares elevados. En el bar ‘lounge’ hay un juego en madera con cojines beige, naranja y terracota para acomodarse en una conversación larga. “En la playa el ánimo es diferente, la gente quiere un trago y un cebiche, y este ambiente lo invita a eso”.

El club tiene varios ambientes. Cinco canchas de tenis, de fútbol, gimnasio, sauna, turco, piscinas para adultos y niños, área social y comedor. Además, un bar ‘lounge’ y sala de reuniones.

Junto a la playa se instaló un parque infantil y se colocarán camas para el bronceado natural, al estilo de los ‘resorts’ europeos.

Mauricio Caicedo, gerente del club, explica que el uso de las instalaciones es a través de membrecías. La venta continúa con una entrada y un plan de financiamiento. El club se inaugurará el 31 de julio próximo.

Caicedo destaca la cercanía del balneario con Guayaquil (45 minutos) y la construcción de la nueva carretera Progreso Playas.

El club es la primera etapa de un proyecto más ambicioso que se denomina Ocean Towers que incluye cinco torres de departamentos, un hotel y un edificio de suites. Actualmente están en preventa dos torres, los costos de los departamentos con vista al mar van desde USD 75 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)