Fiscalización recomienda juicio político contra Supe…
Colectivo realizó plantón en Ibarra por falta de medicinas
7,2 toneladas de droga, decomisadas en Guayaquil, fu…
La Unión Europea no puede obligar a sus ciudadanos a…
Un hombre fue asesinado a balazos en Tulcán
Santiago Guarderas entregó la rehabilitación del pue…
Conozca cómo utilizar de manera inteligente el décim…
Inscripciones para aspirantes a nuevos policías se inician

Los muebles copan la Expohome en La Carolina

La constante en el recinto de La Carolina. Los pabellones  Simón Bolívar y Los Caras se llenaron de mobiliario de todas las categorías.

La constante en el recinto de La Carolina. Los pabellones Simón Bolívar y Los Caras se llenaron de mobiliario de todas las categorías.

La Expohome estará abierta hasta mañana, 21:00, en el Centro de Exposiciones Quito. Los horarios de atención de estos dos últimos días son de 09:00 a 21:00. El valor de la entrada general es de USD 1.

El auditorio Simón Bolívar y las dos islas exteriores son la vitrina para que más de 60 expositores muestren sus productos a los asistentes. Los muebles, como ya ha sucedido con otras ferias parecidas, son el 90% de la oferta.

Apenas unos pocos estands dedicados a la venta de alfombras, accesorios para la relajación o revistas rompen con esa hegemonía del mobiliario.

Esa característica es la que disgustó a Ángel Chérrez, por ejemplo. Chérrez visitó la exposición junto a su esposa Anita Román y su pequeño hijo Mateo.

“No hay novedad. Todo es muebles. En una Expohogar uno esperaría observar otra clase de objetos… No sé… accesorios, electrodomésticos, domótica”, decía mientras miraba las casitas de madera para niños de K-ositas.

Esa también fue la opinión de Julio Maldonado quien, asimismo, puntualizó que el precio de los muebles, en general, era elevado. “Un promedio de USD 1 500 por un juego de sala. Esos precios son para niveles medios y altos”.

No obstante, todas las personas coincidieron en la calidad de los acabados de los muebles.

“Se observa un crecimiento en el diseño y los acabados de los productos que se traen para acá”, explicaba Mauricio Quiroz, del estand de Área Diseño. “Los talleres y mueblerías están trabajando mejor. Con más consistencia, conceptos y técnicas”.

¿La asistencia del público? Medio floja, explicaba el economista Iván Cárdenas, de Arte y Diseño. “Tal vez la gente tuvo muchos gastos con el inicio del período escolar y no tiene para más”.

Sandra Arteaga, que promociona la revista Crear Ambientes, piensa que el quid está en la gran cantidad de ferias que se dan en Quito en el transcurso del año.

Suplementos digitales