Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse

En el ingreso a Miravalle se levanta un espacio cultural

En el cuarto de artes, con piso flotante, se dan clases de pintura, dibujo, moldeo de cerámica, entre otras. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

En el cuarto de artes, con piso flotante, se dan clases de pintura, dibujo, moldeo de cerámica, entre otras. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

En el cuarto de artes, con piso flotante, se dan clases de pintura, dibujo, moldeo de cerámica, entre otras. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

En una ciudad grande, el tiempo apremia si se desea practicar actividades extraescolares o fuera de las horas laborales.

Preocupada por esa realidad, Carla Toro dio vida a un proyecto formativo en una zona residencial de Cumbayá: Miravalle. Al lado de la gasolinera al ingreso se levanta el espacio cultural Kay.

Dos pisos dedicados a oficinas se destinaron para el arte, desde hace dos años. Entre las adecuaciones se derribaron paredes para tener una sala de danza: ballet, contemporánea, árabe y fusión. El cemento cedió ante el piso flotante y las paredes adoptaron al gypsum.

La iluminación en la estructura es LED. Otra habitación se convirtió en el taller de pintura (acuarela, óleo, etc.) y cerámica.  En el primer piso se optó por un espacio infantil, con niños de hasta 12 años, para clases de música y danza.

El audio es de alta fidelidad, porque en el lugar suelen desarrollarse presentaciones artísticas de distinta índole. En el techo se eliminó por completo el cielo falso para aplacar el calor y mejorar la acústica.