Médico posgradista ganó acción de protección interpu…
¿Qué es un RansomEXX? La CNT sufrió un ataque de est…
Ecuador recibirá USD 3,8 millones para controlar la pandemia
EE.UU. pide a vacunados llevar mascarilla en interio…
Brith Vaca elegida como la nueva vicealcaldesa de Qu…
Nardel Acuña lanza su disco ‘Tango Cero’ hecho en Ecuador
Todos los colegiales desde 16 años podrán vacunarse …
Gobierno de Puerto Rico retoma el uso de mascarilla …

La concretera mejora la calidad

Un material más uniforme y homogéneo.    Con la concretera se logran hormigones de mejor calidad porque la mezcla es homogénea

Un material más uniforme y homogéneo. Con la concretera se logran hormigones de mejor calidad porque la mezcla es homogénea

La mezcladora y la concretera son las más utilizadas. Son más rápidas y permiten una mezcla más homogénea, con lo que se gana en tiempo y calidad, según Guamaní. El preparado de los diversos materiales para fabricación del mortero o el hormigón en hormigonera varía con respecto al trabajo manual.

Para efectuar una buena dosificación, se debe seguir un proceso. Primero vierta dos litros de agua dentro de la cuba de la hormigonera. Luego añada el ripio o grava y, a continuación, la arena. Todo en las proporciones indicadas para cada tipo de mortero.

Deje que se mezcle por algunos minutos y, luego, incorpore poco a poco el agua, hasta que obtenga la mezcla deseada. Para facilitar esta tarea existen ahora sacos de hormigón y mortero predosificados. Con solo adicionar agua al contenido del saco se obtiene una pasta homogénea y no se corre el riesgo de equivocarse en la dosificación de cada material.

Según el Arq. Renato Arcos, la dosificación correcta se establece en un laboratorio especializado para tener un concreto óptimo.

No obstante, para 1 m³ de hormigón se utilizan entre 7 y 8 sacos de cemento Portland puzolánico tipo I (de 50 kg c/u); 0,65 m³ de arena; 0,95 m³ de ripio; y 0,18 m³ó 180 litros de agua.