Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 27 de …
Paula Fulton: ‘El teatro nace con el otro, con el grupo’
82% de reos no asisten a programas educativos
Seis municipios destinarán recursos contra el crimen
El acceso al bono de orfandad es un viacrucis
Ecuador mantiene un bajo nivel de dominio del idioma inglés
Temporada de ofertas arranca con más horas de compras
Víctor Figueroa, a sus 38 años, es un ejemplo para l…

Un centro de desarrollo infantil de corte actual

Gualo es una pequeña población que colinda con la parroquia de Llano Chico, al nororiente de Quito.

Es un poblado chico, como un retablo. Y tiene todos los problemas que aquejan a algunos barrios rurales: falta de infraestructura, escasez de transporte público, vías en mal estado…

Uno de esos problemas, al menos, se solucionó el 26 de marzo pasado, cuando se inauguró un centro de desarrollo infantil destinado a la atención de 40 niños de escasos recursos. Los muchachos estaban atendidos en un espacio pequeño, que no prestaba las debidas comodidades. La nueva estructura está ubicada junto al estadio de Gualo.

La nueva guardería tiene 256 m² de construcción implantados en 500 m² de terreno, explica el Ing. Santiago Jaramillo.

La distribución espacial contempla cuatro aulas de uso múltiple, un comedor, dos baterías sanitarias (para niños y para niñas), una cocina amplia, área de lavandería, jardín y terraza.

El costo total del proyecto, cuya razón social es Centro de Desarrollo Infantil de Gualo, fue de USD 74 664,91, financiados por la administración zonal Calderón del Distrito Metropolitano del Municipio de Quito.

El tiempo de construcción del edificio fue de 60 días calendario. La obra estuvo bajo la supervisión del arquitecto Esteban Sarche, coordinador de Gestión y Control Urbano de la administración zonal de Calderón; la fiscalizacion estuvo a cargo del arquitecto Marcelo Acosta y del ingeniero Diego Orozco; el contratista fue el ingeniero Rommel Barriga Ruiz.

El centro de desarrollo infantil presta todas las comodidades y seguridades que necesitan los niños atendidos en el sector.

Es una construcción moderna, de corte ortogonal (líneas rectas) y con amplios ventanales, lo que da como resultado una muy buena ventilación e iluminación.

Toda la estructura es de hormigón armado, con una losa alivianada con vigas altas. El diseño estructural es simorresistente, explica Jaramillo.

La mampostería es de bloque prensado y el enlucido fue mecánico con inlumax proyectable.

Los pisos de las aulas y los baños so9n de cerámica, la pintura es de caucho acrílico, los sanitarios Edesa, las ventanas son de aluminio y las puertas de madera.

Un elemento que distingue al edificio es el acceso principal, el cual cuenta con una mampara de aluminio y vidrio de 6 mm de espesor. Este elemento es el que pone el toque estético.

Suplementos digitales