Cuatro heridos al virarse una lancha en la que viaja…
Yunda presidió sesión por el 2 de Agosto; Guarderas …
Presidente del Parlamento libio rechaza la candidatu…
Guayaquil acelera la vacunación y reporta estabilida…
CNE inició proceso de cancelación de ocho organizaci…
Maestros y estudiantes bloquearon acceso al Puente d…
En Huaquillas piden la reapertura del comercio binac…
Indignación por imágenes de vehículo 4×4 que cr…

Arquitectura y hospitales

Los problemas recurrentes que se observan en muchos de los hospitales del país llaman a varias reflexiones.

La primera: que la planificación de un hospital es compleja y necesita de una perfecta coordinación entre arquitectos, ingenieros, vendedores de equipamiento, cuerpo médico…

Así no sucederá lo que es moneda corriente en el medio, que los equipos adquiridos no entran por las puertas o no caben en las salas.

La segunda consideración es que todo diseño hospitalario debe tomar en cuenta a sus principales usuarios: los enfermos. Y en este rubro sí que estamos lejos de lo se hace en el mundo.

No solo Patch Adams y su legión de ‘médicos clowns’ descubrieron el valor terapéutico de la alegría y el color en los enfermos.

Los arquitectos de las últimas generaciones también visualizaron los ángulos amables de formas, colores y texturas; y los incorporaron a la arquitectura hospitalaria. Y no solo en centros destinados a los niños, sino también a los adultos.

Hoy se construyen nuevos hospitales en el país, como el del IESS en Sangolquí. Es de esperar que no sean otras estructuras frías y amorfas, como son varios de los hospitales nacionales de hoy.