Israel autoriza tercera dosis contra el covid para m…
Luis Almagro, secretario general de la OEA, da posit…
Defensora subrogante Zaida Rovira pide intervención …
Dentro de la investigación por captación de dinero e…
CNE aprobó planes para un mayor control en el financ…
El expendio de sorbetes de plástico está prohibido e…
Con el apoyo de Fuerzas Armadas se vacunará en 18 provincias
Una alta columna de humo se observó en el norte de Quito

Arquitectura futbolera

Cuando el sábado 15 de febrero del 1997 realicé la reseña del nuevo estadio de Liga y lo titulé La ‘Casa Blanca’ de Liga, estaba lejos de pensar que ese nombre pegaría y se convertiría en el oficial de ese escenario.

Tampoco me imaginé la dimensión internacional que llegaría a tener el representante de la U. Central, estatura que tanto enorgullece a los hinchas blancos y, en general, a todos los ecuatorianos.

Lo que sí anotaba esa publicación eran las innovaciones arquitectónicas, de servicios, de seguridad y de ingeniería que tenía el edificio.

Hoy, después de 14 años de servicio, la Casa Blanca sigue como uno de los estadios más modernos, seguros y funcionales que tiene el país. Y es tan moderno como el Monumental de Barcelona, también diseñado por el mismo arquitecto, especialista en estadios y otros escenarios deportivos, Ricardo Mórtola.

No obstante, esa vigencia, en el mismo lapso la arquitectura deportiva mundial se disparó a la estratosfera y alcanzó cotas de ciencia ficción.

Estadios como el Allianz Arena de Múnich, Alemania; el ‘Nido de Pájaro’ de Beijing, China; o el Domo de Sapporo, Japón, están entre las construcciones más vanguardistas de todos los tiempos.

El Domo, incluso, puede sacar la cancha de césped para que se ‘asolee’, al igual que el Arena AufSchalke de Gelsenkirchen, en Alemania.