Feriado: Mascarilla y carné de vacunación se exige e…
Qué se celebra el 12 de agosto: Con el día de la juv…
40 858 hectáreas se suman a producción sostenible en Ecuador
¿Quién era el periodista Gerardo Delgado asesinado en Manta?
Hallan 196 casas escondite de migrantes ilegales en EE.UU.
Estas son las vías estatales parcialmente habilitada…
Zelenski acusa a Rusia de aumentar el riesgo de un a…
Policía detiene a presunto asesino de joven, en el s…

Los árboles y el diseño urbano

Una ciudad sin árboles es como una niñez sin sonrisas. Los árboles y demás plantas forman el complemento natural de los espacios construidos, muchos de ellos aburridos, sosos, feos y antifuncionales. Ponen, asimismo, color y variedad a unas urbes que, como Quito, se han dejado ganar del gris del hormigón armado. Un parterre sin árboles y flores es un desierto de cemento.

La escasez de espacios libres para que la naturaleza complemente las construcciones ha hecho que arquitectos y constructores busquen soluciones como las terrazas ajardinadas o los muros vegetales. Son alternativas que, además de poner color y variedad, ofrecen a los edificios otros beneficios como un mejor aislamiento térmico, una optimización de la climatización natural y más beneficios. Es decir, mejoran la sostenibilidad del inmueble, ahora que esta disciplina está en la mente de todos.
Todos estos avances para reintegrar la naturaleza a la ciudad son válidos, pero insuficientes. Esto es especialmente notorio en la arborización de avenidas, calles y parterres, que sufren una verdadera anemia verde, por lo mal cuidados que se encuentran.
Basta un ejemplo para evidenciar esa carencia: el 90% de los parques públicos del sur de la capital está en un abandono penoso; muchas veces por culpa de sus vecinos, quienes los destruyen apenas el Municipio los inaugura.

Las avenidas y calles de este mismo sector sufren del mismo mal: ausencia o insuficiencia de árboles y plantas decorativas.
Lo raro es que Quito tiene normas específicas, que están registradas en la Legislación y Normativa para la Gestión del Suelo en el Distrito Metropolitano, para arborizar y decorar esos espacios públicos. Falta una mejor gestión de parte de las autoridades y… más ciudadanos conscientes.