Bolsonaro perfila su candidatura para 2022
Rihanna asiste a posesión de nueva Presidenta de Barbados
Quishpe: ‘UNES tiene la oportunidad de enmenda…
Llori convoca al Pleno por caso ‘Pandora Papers’
Pesebre gigante del Panecillo se encenderá el 8 de diciembre
Ecuador mejora el aprendizaje en Matemáticas y Cienc…
Capturan en Ecuador a presunto integrante del ‘…
Grecia multará cada mes a mayores de 60 años que no …

Unas alfombras que echan pinta

Como todo en la vida es un proceso, a Marcelo Barragán, del Grupo Barragán Tingo, le ha llevado alrededor de 18 años especializarse en lo referente al mundo de las alfombras y los tapices.

Es un experto en el retapizado, la restauración, la limpieza e incluso en la manufactura de estos productos. Junto a su familia trabaja dando el servicio profesional de limpieza.

Para este proceso, cuenta Barragán, el primer paso es la determinación del tipo de alfombra que se va a limpiar. “Los productos sintéticos no sufren daños con la maquinaria que se usa”. Después se coloca el químico, que es como una receta secreta del Grupo, en el aspersor.

“Se identifican las manchas y se rocía el producto uniformemente. La maquinaria debe estar a 10 centímetros de la alfombra para las manchas visibles y a 50 cm con el resto. Se da una sola aplicación y se recomienda el uso de guantes y mascarilla”.

El aspecto que más se suele evaluar a la hora de comprar o no una alfombra es su limpieza, existen varios mitos que señalan que estos accesorios son muy bellos pero difíciles de limpiar, y eso hace que los consumidores opten por otro tipo de pisos. Sin embargo, Barragán dice que esto es una idea equivocada porque sí son fáciles de limpiar.

Para remover las manchas en las alfombras se utilizan quitamanchas o productos removedores específicos para cada tipo de mancha.

Entre los beneficios que ofrece este tipo de limpieza, añade el experto, está la extracción de ácaros y sustancias orgánicas de las mismas permitiendo la desinfección durante el proceso de limpieza y lavado de las alfombras. El siguiente paso es cepillar la superficie.

Para esto, añade Barragán, se debe tener en cuenta que el cepillo debe ser en proporciones no muy alto para que no lastime al enredarse con la fibra.

Ahora las alfombras ya no tienen esponja y ya no son nocivas. Tienen nailon o polipropileno, los cuales son más resistentes al tráfico intenso y menos perjudiciales para la salud.

Para finalizar, se aspira la alfombra o el tapiz. Se puede usar cualquier aparato. El sistema utilizado es húmedo. Dependiendo del gusto del cliente se puede colocar aromatizante.

El especialista añade que la incorporación de desinfectantes a los productos limpiadores hace que el trabajo sea más fácil. “El secado de la alfombra se da en 4 ó 6 horas. Este sistema de lavado de alfombras, además, no afecta a las plantas o a las paredes, como tampoco al medio que rodea al lugar específico de lavado.

Este método puede ser utilizado en todo tipo de superficies. Tanto en revestimientos exteriores naturales o artificiales. La maquinaria está diseñada para producir vapor a temperaturas de hasta 300° C grados. Gasta 50 litros de agua por día.

Si requiere más detalles puede comunicarse al 289 1791.

Suplementos digitales