Detenido en Letonia un parlamentario por protesta an…
¿Ya izó la Bandera de Quito?
Remoción de escombros sigue en Amaguaña, tras deslave
Autos, bus, moto… involucrados en dos siniestr…
Sismo de 5.22 en la Amazonía de Ecuador se sintió en Perú
Nueva York impondrá la vacuna a trabajadores del sec…
La Sesión Solemne en la agenda de Fiestas para el 6 …
Consejos para chicos frustrados por aplazamiento de …

Albornoz se vitaliza con Praderas del Valle 1

Hasta hace unos pocos años, el barrio Albornoz era uno de los lugares rurales más tradicionales de Sangolquí.

El crecimiento incontenible que ha tenido la cabecera cantonal del cantón Rumiñahui, ha hecho que Albornoz ahora sea uno más de los barrios urbanos. Aunque todavía conserva ese aire de campiña que atrae a muchas personas que, cansadas del atosigante tráfago citadino, buscan un refugio menos contaminado para residir, recuperar fuerzas, cargar las pilas y descansar sin sobresaltos ni prisas.

Obvio, los promotores de vivienda descubrieron al paso esas características y llegaron al sitio cargados de sus planos, tractores, concreteras y albañiles.

Uno de esos programas residenciales es Praderas del Valle 1, un conjunto residencial privado ubicado entre las calles Cotacocha y 10 de Diciembre y Chimbo, a ocho cuadras de la vía Sangolquí- Amaguaña.

Praderas del Valle 1, explica el Ing. Fabián Sánchez, cuenta con todos los servicios básicos y tiene un área de 18 389,25 m². Colinda al norte con el conjunto Colinas del Valle 2; al este con el conjunto Portal Esmeralda y el Colegio Educar (ex Integral); al oeste y al sur con la vía pública.

La propuesta comunal incluye una sala comunal, dos almacenes, un área verde y recreacional con juegos infantiles y una cisterna de 240 m³ de capacidad.

En lo referente a las unidades habitacionales, explica Sánchez, el programa tendrá 114 unidades habitacionales de 70 m², distribuidos en dos pisos.

Todas las viviendas cuentan con un garaje exterior y un patio interior de 18 m² que puede funcionar como lavandería, secadero y hasta solárium.

La óptima distribución espacial interior hace que las viviendas sean muy espaciosas y se vean más grandes de lo que indican los 70 m².

La planta baja se distribuye en una sala-comedor, una cocina, una pequeña bodega y un baño social. La segunda planta da cabida a tres dormitorios y un baño familiar completo.

Los acabados son de buena calidad: pisos de cerámica y alfombra y muebles de MDF.

Cada vivienda tiene un costo de USD 37 500. Se puede reservar una unidad con USD 2 000 y el 30% se puede entregar hasta la entrega de la casa. El 70% restante se puede tramitar con cualquier entidad bancaria, incluido el Biess (Banco del Instituto de Seguridad Social).

Suplementos digitales