19 de noviembre de 2020 20:51

Ranking: Cinco tips para que los lentes no se empañen por el uso de mascarilla

Imagen referencial. Con el uso de la mascarilla los lentes se empañan por la salida del aire exhalado que entra en contacto con los cristales fríos, Foto: Pixabay

Imagen referencial. Con el uso de la mascarilla los lentes se empañan por la salida del aire exhalado que entra en contacto con los cristales fríos, Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Elcomercio.com

Para las personas que utilizan lentes, las mascarillas se ha convertido en una molestia debido a que se empañan y obstaculizan la correcta visión. Sin embargo, existen 'trucos' que ayudan a que esto no suceda. 

El medio Popular Science, puso a prueba estos consejos. Tras el análisis, publicó un ranking con cinco tips.

Para comenzar, los lentes se empañan por la salida del aire exhalado que entra en contacto con los cristales fríos, por lo que este problema se hace más latente todavía con la llegada del frío.

Una de las soluciones, señala el medio, es evitar que el aire caliente se escape por la parte superior del cubreboca. Para lograrlo, una mascarilla ajustada puede marcar una gran diferencia por lo que los métodos que expone Popular Science apuntan principalmente a hacer que este implemento sea más ceñido.


Método 1: Una mascarilla con bandas ajustables para la nariz

Cuando se trata de mascarilla, un buen ajuste proporcionado por una banda no solo es más seguro contra el covid-19, sino que también ayuda a combatir el empañamiento. La mayoría de las mascarillas quirúrgicas tienen una, y puede sujetar fácilmente bandas a las cubiertas faciales de tela, ya sea caseras o compradas en la tienda. Tome algunos limpiapipas y asegúrelos entre las capas de tela en el borde superior de la máscara.

Cuando se ponga la mascarilla, ajuste la banda para la nariz y deje que las gafas se asienten sobre ella para que su peso ayude a evitar que el aire se escape.

¿Funcionó este truco? La información menciona que el principal problema con este método es que las bandas para la nariz ajustables generalmente tienen cierta resistencia y, por mucho que intente que se ajusten perfectamente a la nariz, siempre volverán ligeramente a su forma original. Esto siempre dejará algo de espacio para que el aire pase y empañe sus lentes. 


Método 2: Usar agua y jabón


Para evitar que las gafas se empañen, los médicos que realizan cirugías complejas y usan lupas cuando lo hacen, lavan los lentes con agua jabonosa. Cuando se lave las manos (como debe hacer con regularidad), aplique un poco de espuma a sus lentes, enjuague, sacuda el exceso de agua y déjelas secar al aire.

Esto funciona porque el jabón deja una película sobre las gafas que evita que se empañen. Empiece por usar jabón de manos suave, pero si eso no funciona, puede probar con jabón para lavavajillas. No se preocupe, esto no dañará el revestimiento de sus lentes ni las bisagras de sus marcos.

¿Funcionó este truco? El medio dijo que al probar este tip, los lentes seguían empañándose y la espuma dejó manchas debido al agua que no se podía quitar.


Método 3: Use un extensor de máscara

El uso de un extensor de mascarilla, que une las orejeras alrededor de la parte posterior de la cabeza creará un ajuste más apretado contra su cara. 

Independientemente del tipo de extensor, este reducirá el espacio entre su piel y la parte superior de la máscara. 

¿Funcionó este truco? Tras experimentar este método, el medio comenta que el empañamiento bajó notablemente cuando se exhaló fuerte. "Es un poco mejor que usar una máscara con una banda para la nariz ajustable, pero el ajuste es mucho más cómodo. Tener los marcos sobre la máscara también ayuda a que se ajusten mejor".


Método 4: Un pañuelo de papel como tapón

Este truco tiene como objetivo bloquear la abertura superior de la mascarilla  para evitar que el aire se escape a través de ella, mientras, al mismo tiempo absorbe parte de la humedad antes de que llegue a los lentes.

Para esto debe tener un pañuelo de papel, doblarlo por la mitad y colocarlo en el interior del cubreboca, a lo largo del borde superior, de modo que quede justo sobre el puente de la nariz y contra las mejillas. Ajuste la máscara y coloque sus anteojos sobre ella para obtener mejores resultados.

¿Funcionó este truco? Popular Science dice que este consejo funciona, pero puede resultar incómodo por lo que debe asegurarse de que el pañuelo de papel esté doblado de modo que quede completamente apoyado contra su nariz. 


Método 5: Pegue la máscara a la nariz


Si las bandas para la nariz no le funcionan, puede forzar que la mascarilla permanezca en su lugar pegándola con cinta adhesiva. Sin embargo, no se limite a utilizar cinta transparente normal, ya que los aceites de la piel evitarán que se pegue correctamente.

Puede usar una venda adhesiva en caso de apuro, pero si quiere hacer todo lo posible, puede optar por la cinta quirúrgica, que no solo es segura de usar en pieles sensibles, sino que también es altamente resistente. Posteriormente colóquelo sobre su nariz, asegurándose de cubrir partes iguales de su mascarilla y piel. 

¿Funcionó este truco? No es perfecto, pero, según el medio, es el mejor método tras probar los cuatro anteriores. Asegurar su máscara a su cara evita que su respiración salga por la parte superior, por lo que el aire caliente que golpea sus lentes es mínimo. 

La combinación de este método con otros, como el uso de un extensor de máscara o un pañuelo de papel doblado, puede terminar definitivamente con sus problemas de empañamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (9)