14 de abril de 2019 00:00

En la comunidad Serena se fomenta el oficio artesanal

Las mujeres de la comunidad utilizan técnicas ancestrales para elaborar sus artesanías, que venden a los turistas y a otros solicitantes. Foto: cortesía Estefanía jaramillo: Hakhu Design

Las mujeres de la comunidad utilizan técnicas ancestrales para elaborar sus artesanías, que venden a los turistas y a otros solicitantes. Foto: cortesía Estefanía jaramillo: Hakhu Design

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Isabel Alarcón
(F- Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La comunidad Serena, en Tena, contará con un centro comunitario dedicado a fomentar el trabajo de las mujeres de la zona. El objetivo es que las personas se vinculen más con la artesanía, protejan sus ecosistemas y no necesiten recurrir a las actividades extractivas para tener un ingreso.

Esta comunidad, perteneciente a la nacionalidad Kichwa, está formada por 72 mujeres. La población se ubica en una zona que se destaca por sus tierras fértiles, las cuales albergan cultivos de cacao, yuca y plátano que abastecen a sus habitantes.

La composición de sus tierras también ha dado paso a la instalación de actividades mineras y petroleras que se han convertido en una opción para que estas personas puedan obtener ingresos. El problema es que estas actividades, a pequeña y mediana escala, tienen un impacto ambiental en la flora y en la fauna del lugar.

Con el objetivo de evitar que los habitantes de Serena recurran a esta actividad y, además, se pueda preservar el ambiente, un proyecto busca fomentar alternativas sustentables para estas personas.

Juan Pablo Torres, abogado, escritor y uno de los creadores de la iniciativa, explica que la idea de construir un centro comunitario en el sector es que las mujeres de la localidad puedan tener un espacio donde puedan trabajar.

Actualmente existe una cierta dependencia de los hombres del grupo, ya que son quienes aportan económicamente al hogar.

Por eso, el objetivo es que esta situación cambie y las mujeres puedan obtener sus ingresos a través de la fabricación de sus artesanías, en un lugar en el que puedan trabajar con comodidad y seguridad. Además, también se prevé crear una escuela.

La idea, dice Torres, surgió junto con Estefanía Jaramillo y María José Andrade. Esta última es perteneciente a la comunidad Serena. La convivencia con su abuela en su infancia, cuenta, hizo que comprenda la necesidad de respetar a la naturaleza y trabajar en favor de esta. Los tres son miembros del proyecto Hakhu Amazon Design, que es una plataforma en Internet, la cual promociona y vende el trabajo artesanal de las mujeres de las comunidades indígenas del Ecuador en el extranjero.

Hoy, dice Torres, están buscando donantes para continuar con la construcción del centro comunitario en Serena. De esta forma, se busca que todos se involucren más en el cuidado de sus ecosistemas y los protejan ante la minería o el turismo no sustentable.

Este último también ha causado afectaciones debido al aumento de basura y polución de los ríos por la falta de gestión y manejo de residuos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)