29 de octubre de 2019 00:00

Una comedia en defensa del Himno Nacional en el Estudio Paulsen

Los actores Alicia Macías, Miguel Ángel Ochoa (Antonio Neumane), Andrés Olmedo (Juan León Mera) y Amy Unda integran el elenco de la obra ‘¡Abbiamo Himno!’. Foto: cortesía

Los actores Alicia Macías, Miguel Ángel Ochoa (Antonio Neumane), Andrés Olmedo (Juan León Mera) y Amy Unda integran el elenco de la obra ‘¡Abbiamo Himno!’. Foto: cortesía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García
Redactor (I)
agarciav@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La historia arranca con Antonio Neumane sentado al piano (ante un teclado eléctrico, en realidad), intentando completar la música del Himno Nacional del Ecuador la noche previa la fecha en la que debe entregar la obra.

El compositor y director de orquesta francés, que creó la música del símbolo patrio en 1866, desespera en el mundo imaginario y atemporal de la obra; desgarra y bota partituras cuando entra el fantasma de su difunta esposa.

Dos mujeres, el fantasma de la esposa fallecida y la actual esposa, asisten al compositor en la tarea de completar las notas del Himno en medio de situaciones cómicas. Solo Neumane ve el fantasma, aunque los otros dos personajes de la obra lo pueden escuchar.

Se trata del planteamiento inicial de ‘¡Abbiamo Himno!’ (Nuestro Himno), del dramaturgo David Castro Egas, segundo lugar en el primer Concurso de Dramaturgia del Estudio Paulsen. La pieza se presenta en la casona del barrio Las Peñas de Guayaquil, donde se presume que Neumane compuso las notas del Himno.

La obra se estrenó la semana pasada en la sala del Estudio Paulsen y tendrá ocho funciones hasta el 10 de noviembre, de jueves a domingo.

El poeta ambateño Juan León Mera, autor de la letra del Himno, es el otro personaje del elenco, interpretado por el actor Andrés Olmedo. Juan León Mera trae al día siguiente la noticia de que la canción patria ha sido aprobada, pero que existen intereses políticos y económicos presionando para cambiar la letra consideraba una ofensa a España, pues habla del “yugo servil” español y “la ibérica audacia”.

En medio de la interacción problemática, los personajes tendrán que unirse para lograr su cometido, que es defender el Himno, cuenta Henry Silva, director de la obra.

“La búsqueda de identidad a través del arte y la defensa del arte de la censura son temas universales y vigentes, que existen más allá del marco temporal. Jugamos con la atemporalidad, por ejemplo, con el teclado eléctrico o cuando los personajes tocan música en vivo, música clásica reversionada al jazz”, dice Silva.

El papel de la comedia en la obra lejos de constituirse en una finalidad es un camino para entender unas circunstancias sociales y personales, según el actor Miguel Ángel Ochoa, que ha interpretado dos veces a Antonio Neumane en el teatro. El elenco lo completan Alicia Macías, como Idalide, la esposa de Neumane, y Amy Unda, como el fantasma de su primera esposa.

Neumane quiere sentirse un ecuatoriano más; encuentra en el Himno este pasaporte para poder sentirse parte de un lugar, porque ha vivido viajando por todo el mundo, se quiere asentar en un sitio y termina viviendo el resto de su vida en Ecuador”, indica Ochoa.

La pieza también refiere a las formas como un “colonialismo interno” perviven tras la Independencia de España, apunta.

El actor interpretó en el 2018 Neumane por primera vez en ‘Cuatro maneras de contar una historia’, de José Miguel Flores, pieza ganadora del primer lugar del concurso de dramaturgia del Estudio, que quiso homenajear al personaje que vivió en la casa patrimonio donde funciona ahora el teatro.

“Hay muy poca información sobre Neumane, los registros son muy vagos y pobres; fue una dificultad y a la vez una ventaja”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)