Salud del personal sanitario preocupa
El mercado laboral también ‘rebotó’ el 2021 tras la recesión
Plata es el hombre clave de Alfaro para el juego con…
14 aerogeneradores del parque eólico Huascachaca lle…
Ecuador solicita a Perú y Colombia cooperación contr…
Biden insultó a un periodista
No se cobrará peaje en la vía Alóag – Unión del Toachi
Otras cinco muertes violentas se registraron en Lago Agrio

Los clubes de lectura mudaron a la Web

Los clubes de lectura mudaron a la Web

Los clubes de lectura mudaron a la Web

Los mecanismos de lectura y la manera en que se adquieren los conocimientos han cambiado. Un informe del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe señala que en las últimas dos décadas se ha producido un cambio en la “producción, circulación y distribución de contenidos culturales” como son los libros.

Estos han pasado de un soporte impreso a uno digital.

Los clubes de lectura son uno de los espacios donde se evidencian las transformaciones. Antes un grupo de personas se reunía para debatir acerca de un texto, ahora pueden acordar la reunión en la Web. “El hecho de que todo se esté trasladando a la Red no es, propiamente, porque haya una evolución de los grupos, sino que la misma cultura se está convenciendo que la Red es la nueva sociedad“, según Germán Maldonado, coordinador del Área de Filosofía de la Universidad San Francisco de Quito.

“El saber está en todas partes por la Red” y sobre todo “es accesible para todos”, explica el filósofo Michel Serres en su libro ‘Pulgarcita’. Maldonado coincide en que “los grados de separación entre la gente cada vez se van disminuyendo porque si antes mi opinión llegaba a 40 000 personas, en la Red cualquier estupidez o cualquier idea brillante llega a miles de personas”.

Para Angélica Ordóñez, doctora en Ciencias Sociales, “los comportamientos sociales y las culturas son cambiantes” por lo que es normal que se produzcan cambios conductuales como sucede en los grupos de lectura. Dice que los foros físicos no van desaparecer.

Suplementos digitales