21 de mayo de 2019 21:31

Equipo de cineastas ecuatorianos busca recrear una historia de amor desarrollada en el genocidio nazi

Pablo Jácome (con la cámara), Álex Jácome (con leva de color azul marino) y Fabián Terán (camisa celeste), son los cineastas que producirán el largometraje de esta historia de amor. Foto: Edwing Encalada / EL COMERCIO

Pablo Jácome (con la cámara), Álex Jácome (con leva de color azul marino) y Fabián Terán (camisa celeste), son los cineastas que producirán el largometraje de esta historia de amor. Foto: Edwing Encalada / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 10
Edwing Encalada

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Atar los cabos de la historia de Lili Hoppl que se desarrolló en medio de la Segunda Guerra Mundial, es lo que motivó al equipo de JM Films para desplegar una proyecto cinematográfico en ocho países.

Un equipo de cinco personas liderados por Álex Jácome (director), Pablo Jácome (director de fotografía) y Fabián Terán (coordinador de producción) partirá hacia Europa este jueves 23 de mayo de 2018 para realizar varios castings en 17 días, en las ciudades de Praga, Ámsterdam, Madrid, Barcelona, Berlín, Roma, entre otras.

“Para hacer la ambientación de la época, se establecerá un perfil de actores, extras y vestuarios acordes al holocausto de la Segunda Guerra Mundial. Hace un año que estamos trabajando en este proyecto y creemos que va a ser un filme motivador e inspirador para quienes la vean”, reseña Álex Jácome y añade que el potencial de la película se halla en la historia de amor que se desarrolla en medio del odio nazi.

La narrativa de la película Estrella Gloriosa se basará en la historia de Lili Hoppl -judía nacida en Checoslovaquia- quien logra sobrevivir al holocausto tras estar confinada por dos años y seis meses en el campo de concentración de Terezín, que en aquella época era catalogada como la “antesala del infierno” ya que de allí partían los trenes hacia Auschwitz. Su relato está lleno de dolor, ya que 36 de sus familiares fueron asesinados por los nazis.

Luego de salir de aquella ciudad, Hoppl contrae matrimonio con Otto Kladensky y deciden viajar a Ecuador en 1948, radicándose en el sector de La Merced, en el valle de los Chillos. La pareja inició luego un pequeño negocio en el Centro de Quito de venta de telares, pese a que no entendían bien el idioma. Después adquirieron un terreno donde construyeron el campamento Nueva Vida de retiro espiritual, que funciona hasta la actualidad.

El filme se basa en una historia real


En aquel predio compartieron con la comunidad en consejerías y charlas a grupos de muchas ciudades el país y del mundo, pero sobre todo difundieron un mensaje de amor y perdón, un legado con el cual continuaron sus hijos Otto y Georgina, quienes ahora son misioneros que viajan por el mundo y comparten el mismo mensaje.

También se repasará el voluntariado de Koppl en HCJB, en un programa en lengua checa que se transmitía en onda corta. Ella respondía toda la correspondencia que llegaba a la emisora hasta la separación de Checoslovaquia en 1993.

Koppl tiene en este momento 93 años y por recomendaciones médicas trasladó su residencia hacia Costa Rica, país en donde inició el rodaje del proyecto fílmico en el 2018. A más de las locaciones ecuatorianas y costarricenses, JM Films tiene programado filmar en Alemania, Polonia, República Checa, Italia, España e Israel.

El principal contacto que tuvieron en Praga fue Christian Ribadeneira, presidente de la Sociedad checo-ecuatoriana de Cooperación ‘Czecuspol’, aunque también cuentan con la ayuda de los consulados ecuatorianos en Ámsterdam, Barcelona, Madrid, Berlín y Viena.

USD 350 000 es el presupuesto que establecieron para la película. Se prevé, además, un segundo desplazamiento hacia Europa de un equipo de 20 personas en septiembre de este año, para completar con el rodaje. El estreno de la película se proyecta hacerlo en el primer trimestre del 2020.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)