Imbabura sin cierres viales en inicio de movilizaciones
Cierre de av. Panamericana en Tabacundo; policías y …
Transportistas de buses normalizan servicio en Quito
Familiares de presos pagan hasta USD 251 al mes
La violencia de Guayaquil deja duras secuelas en fam…
Esmeraldas, la cantera inamovible de futbolistas par…
Compra de buque para ampliar límites continentales e…
Desempleo golpea más a los quiteños

Bufete de los Papeles de Panamá demanda a Netflix por difamación

El bufete de abogados Mossack Fonseca, involucrado en los Papeles de Panamá, demandó a Netflix por difamación en el filme 'The Laundromat'. Foto: Outnow.ch

El bufete de abogados Mossack Fonseca, involucrado en los Papeles de Panamá, demandó a Netflix por difamación en el filme 'The Laundromat'. Foto: Outnow.ch

El bufete de abogados Mossack Fonseca, involucrado en los Papeles de Panamá, demandó a Netflix por difamación en el filme ‘The Laundromat’. Foto: Outnow.ch

El bufete panameño Mossack Fonseca, epicentro de los denominados Papeles de Panamá, demandó a la plataforma de contenidos Netflix por presunta “difamación” en la película ‘The Laundromat’, según la demanda a la que tuvo acceso EFE este miércoles 16 de octubre del 2019.

Los fundadores del despacho, Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora, acusan a Netflix de “difamación”, “invasión de privacidad”, “publicidad falsa” y “violación de marcas”, y alegan que la película les presenta como “abogados despiadados e indiferentes, que están involucrados en lavado de dinero, evasión de impuestos, sobornos y/u otras conductas criminales”.

La demanda, que consta de 42 páginas y cuestiona cientos de escenas de la película, fue presentada el martes en un tribunal de Connecticut (Estados Unidos) y no especifica el monto de indemnización que la firma le reclama a Netflix.

Los abogados, que son interpretados por Gary Oldman y Antonio Banderas, piden cancelar el estreno de la cinta porque temen que pueda interferir en una investigación que el FBI les sigue en Nueva York y acarrearles nuevas acusaciones en Panamá, donde son investigados por el caso de las ‘offshore’ y pasaron varios meses en prisión preventiva por la trama de corrupción brasileña Lava Jato.

“La falsa representación en la pantalla de su participación en lavado de dinero y otros delitos representa una amenaza inmediata y una violación al debido proceso de los demandantes“, indica la demanda, en la que Mossack y Fonseca también denuncian que Netflix carece de permiso para usar sus nombres y el logo del bufete de abogados.

‘The Laundromat’, dirigida por el estadounidense Steven Soderberg, realizador de la saga Oceans, fue presentada oficialmente el pasado septiembre en el Festival de Venecia y exhibida después en algunas salas de cine, aunque su estreno masivo será el próximo 18 de octubre en Netflix.

Video: YouTube, cuenta: Trailers In Spanish

La película se basa en la obra del premio Pulitzer Jake Bernstein ‘Secrecy World’, pero introduce también personajes y hechos ficticios. Está protagonizada por Meryl Streep, quien interpreta a una mujer ya jubilada que en sus vacaciones sufre un accidente que le lleva a descubrir una falsa póliza de seguros, que resulta ser el final del hilo de un escándalo mayúsculo.

Cientos de medios de comunicación publicaron en abril de 2016 más de 11,5 millones de documentos de Mossack Fonseca que revelaron que personalidades de todo el mundo contrataron los servicios del bufete para gestionar su patrimonio a través de sociedades ‘offshore’ o extraterritoriales y presuntamente evadir impuestos.

El escándalo salpicó a personalidades de la talla del presidente argentino, Mauricio Macri; el ex primer ministro británico David Cameron; el futbolista Lionel Messi, a miembros del círculo íntimo del presidente ruso, Vladimir Putin, o al entonces primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, quien tuvo que renunciar debido al escándalo.

La compañía, fundada en 1977 y considerada en su momento un actor destacado en la creación de sociedades extraterritoriales, llegó a tener más de un millar de empleados en decenas de oficinas en todo el mundo, pero acabó por cerrar en marzo de 2018.

Suplementos digitales