Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

Javier Andrade, Manet, la depresión y Anahí Hoeneisen

La actriz Anahí Hoeneisen es la protagonista de la película ‘Lo invisible’ de Javier Andrade. Foto: cortesía Punk S.A.

El director ecuatoriano Javier Andrade estrenó su nuevo largometraje titulado ‘Lo invisible’. La cinta protagonizada por Anahí Hoeneisen puede verse en cines desde el jueves 21 de abril del 2022.

La cinta explora la depresión a través de la historia de una mujer incapaz de gobernar su propio dolor, que le impide mantener su rol de madre, esposa y ama de casa de la alta sociedad.

Una mujer ante el espejo

Fue hace ya varios años que Javier Andrade vio una pintura colgada en una de las paredes del museo Guggenheim de Bilbao, de la que se quedó impresionado.

Se trata de la obra Ante el espejo, un óleo sobre lienzo del pintor y grabador francés Édouard Manet terminado en 1876.

La pintura muestra a una mujer mirándose en el espejo en la intimidad de una alcoba. El personaje lleva una falda de raso blanco y un corpiño que deja los hombros al descubierto mientras remarca sus contornos femeninos.

Ante el espejo es una pintura de 1876 del francés Édouard Manet. Foto: artehistoria.com

La imagen representa el modelo de belleza femenina en la Europa del siglo XIX. Pero a Andrade le llamó la atención la sensación de soledad que transmitía aquella mujer, a la que no se le podía ver su rostro.

Siento que está triste, atrapada, que le pasan un montón de cosas, aunque el pintor haya decidido esconderme su rostro”, dice.

La imagen flotaba en su cabeza como el germen de una idea, que luego inspiraría el personaje que lleva la historia de ‘Lo invisible’.

La depresión como tema narrativo

La impresión que le provocó la pintura de Manet condujo al director hacia el tema de la depresión.

“Quería hablar sobre la dificultad de vivir en la piel de una persona que atraviesa la depresión. Que es un problema más común de lo que se menciona”, dice el director.

Explica también que es una condición que la ha experimentado personalmente, así como a través de familiares y amigos.

La depresión es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo, según un informe de la Organización Mundial de la Salud.

Las estimaciones de este organismo indican que la depresión afecta a cerca de 280 millones de personas en el planeta. Esta condición afecta más a mujeres que a hombres, en mayor número a personas de 60 a 64 años de edad y es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad.

Andrade resalta que la depresión es una condición que no tiene estrato. De ahí surge la intención de mostrar un retrato de la clase alta, a través de una familia afectada por la depresión de uno de sus miembros.

“Una persona que padece depresión, pero que vive al día no puede darse el lujo de contemplar la depresión. Pero es paradójico que hay personas que lo tienen todo y viven en el privilegio muchas veces tampoco alcanzan a distinguirlo”, explica. De esas cavilaciones surge el título de ‘Lo invisible’, como una historia intensa, íntima y femenina.

Un papel para Anahí

Andrade comenzó a desarrollar el proyecto del largometraje en el 2016. Entre las líneas del guion apareció Luisa, el personaje que el director imaginaba con el rostro de Anahí Hoeneisen.

La actriz, guionista y productora ecuatoriana empezó a desarrollar su carrera en el audiovisual ecuatoriano hace 20 años, en la producción del filme ‘Fuera de juego’.

Junto con otros cineastas ecuatorianos fundó La Maquinita. Películas como ‘Esas no son penas’ (2007), codirigida junto a Daniel Andrade; ‘La llamada’, de David Nieto (2012); ‘Rómpete una Pata’, de Víctor Arregui (2013); ‘Agujero Negro’, de Diego Araujo (2018) han marcado su trayectoria como actriz.

“Quería trabajar con Anahí y Daniel porque me parece que son personas con mucho talento y gran sensibilidad”, dice Andrade.

Anahí le da vida a Laura una mujer de clase alta afectada por una severa depresión post parto. La lujosa casa en la que vive se vuelve su nuevo espacio de confinamiento.

Imposibilitada de mantener su rol de esposa, madre y ama de casa, su familia y una cuadrilla de empleados se esfuerzan para que sus arrebatos permanezcan invisibles. En ese escenario, la protagonista puede aprender a liberarse o deslizarse sutilmente hacia la locura.

Hoeneisen hace una aproximación física de su personaje trabajando la sutileza del gesto mínimo, haciendo que los silencios, las miradas, la modulación de la voz transmitan toda una escala de emociones que reflejan su estado interior.

Un concepto sencillo

“Quería que sea una película para un personaje con pocas locaciones”, dice el director sobre los lineamientos que definieron la producción.

Con seis personajes y 14 personas en el equipo de producción, la película se filmó entre 2017 y 2019.

Daniel Andrade se integró a la producción como director de fotografía. La historia de Luisa se construye con una combinación de cámara en mano y fija y con planos que traducen los silencios de la protagonista en emociones de soledad, angustia, impotencia o desconcierto.

Entre canciones de Flans, Paola Navarrete y una emotiva interpretación de Matilde Lagos, la música transita la película como “un elemento conductual y narrativo”. El director consigue un ritmo balanceado entre silencios, diálogos, música, juego de cámara.

Gerson Guerra, Paola Navarrete, Juan Lorenzo Barragán, Leidy Gómez y Matilde Lagos son los actores que acompañan a Hoeneisen en el elenco.

Anahí Hoeneisen y Matilde Lagos durante una escena de la película ‘Lo Invisible’. Foto: cortesía Punk S.A.

El segundo largometraje de ficción de Andrade, después de ‘Mejor no hablar de ciertas cosas’, es una coproducción entre las empresas ecuatorianas Punk S.A. y La Maquinita junto a la productora francesa Promenades Films.

El largometraje tuvo su estreno mundial en la edición número 44 del Festival Internacional de Cine de Toronto. Posteriormente, se proyectó en los festivales de Bergen (Noruega), Huelva (España), Tbilisi (Georgia), Málaga (España), entre otros.