17 de agosto de 2018 12:29

Científicos medioambientales de EE.UU. alertan sobre trabas gubernamentales

Desde principios de este año, Ryan Zinke exige una revisión de los proyectos científicos para asegurar que están alineados con las "prioridades de la Administración" del presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump. Foto:

Imagen referencial. Desde principios de este año, Ryan Zinke exige una revisión de los proyectos científicos para asegurar que están alineados con las "prioridades de la Administración" del presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Científicos medioambientales estadounidenses aseguran que el Gobierno de Washington retrasa ciertos proyectos al hacerlos pasar una "revisión política" que dirige un antiguo amigo del instituto del secretario de Interior, Ryan Zinke, reveló este viernes 17 de agosto de 2018 el diario británico The Guardian.

Steve Howke, compañero del equipo de fútbol del instituto de Zinke, es el responsable de evaluar los proyectos científicos que dependen de Interior con un coste superior a USD 50 000, según el periódico.

El departamento de Interior de EE.UU. gestiona un presupuesto de USD 5500 millones para financiar trabajos de organizaciones externas, una partida que se destina principalmente a investigación, conservación y adquisición de tierras.

Desde principios de este año, Zinke exige una revisión de los proyectos científicos para asegurar que están alineados con las "prioridades de la Administración" del presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump.

El rotativo británico resalta que Howke no cuenta con formación científica, sino que estudió un grado en administración de empresas y ha trabajado en compañías financieras hasta que entró a formar parte del equipo de su antiguo compañero de instituto.

Según los científicos, uno de los programas más afectados por los retrasos es el que regula una red de ocho centros de investigación medioambiental conocida como Centros Científicos para la Adaptación Climática.

"Si quisieras diseñar un modo para dificultar las cosas, para que no se pueda hacer demasiado, podrías hacerlo de esta manera", comentó a The Guardian un investigador afiliado a uno de esos centros, cuya identidad no fue revelada.

La investigadora Renee McPherson, de la Universidad de Oklahoma, explicó al periódico que debido a los retrasos que afronta en la recepción de fondos, este año ha recomendado a su grupo que no enrole a nuevos estudiantes ni posdoctorados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)