Pico y placa en Quito: Restricción vial de este 3 de…
6 163 víctimas de violencia de género buscaron ayuda…
‘Son 10 años, 23 meses y 23 días sin saber de mi hij…
25 unidades eléctricas llegarán en mayo para el Sist…
Cantante popular Elías Chinga muere al chocar su fur…
Plaza y calle se iluminan de celeste y blanco por fi…
ATM anuncia operativos en Guayaquil por nuevo distin…
Siniestros de tránsito se incrementaron en un 9% el …

Científicos chinos modifican genes para resistir a la peste porcina

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

IMagen referencial. En la Universidad de Jilin en China, científicos trabajan en la modificación de genes para resistir a la peste porcina. Foto: Pixabay

Un grupo de científicos de la universidad de Jilin, en el noreste de China, manipularon los genes de unos cerdos para que resistieran a la peste porcina clásica, enfermedad letal para estos animales, informa hoy, 16 de diciembre de 2018, la agencia estatal Xinhua.

Los investigadores utilizaron la técnica de modificación genética CRISPR/Cas9, conocida mundialmente por la polémica surgida después de que, a finales del pasado mes de noviembre, el científico chino He Jiankui asegurase que la había usado para crear bebés resistentes al virus VIH.

En este estudio, se dividió a cerdos de menos de dos meses de edad en dos estancias, cada una con tres especímenes manipulados genéticamente y cuatro normales, de los que uno estaba infectado por el virus de la peste porcina clásica.

Solo sobrevivieron los cerdos que pasaron por el proceso de edición genética y, aunque también contrajeron el virus, mostraron síntomas de menor gravedad y la presencia vírica en su sangre fue menos numerosa.
Asimismo, los científicos descubrieron que la resistencia al virus se puede transmitir a la primera generación de crías.

La enfermedad está controlada en Norteamérica, Australia y buena parte de Europa, donde solo se registran brotes esporádicos gracias a la vacunación masiva, mientras que en el resto del mundo el único método de control es sacrificar a los animales, lo que suele suponer grandes pérdidas económicas para los granjeros.

La peste porcina clásica es altamente contagiosa -tanto entre cerdos como de madre a cría- y puede matar a uno de estos animales en unas pocas semanas.

El estudio chino no hace mención a la peste porcina africana, variante de la enfermedad que causó un brote activo en China desde el pasado mes de agosto y acabó con la vida de decenas de miles de cerdos.