Cadena perpetua para dos hombres por violar y asesin…
El flujo de usuarios se incrementó en restaurantes d…
Petroecuador anuncia 11 campañas de perforación dura…
El Registro Civil mantendrá horarios extendidos en t…
Chile empezará a escribir su nueva Constitución el p…
Clientes prefirieron ordenar comida a domicilio para…
Hijo de Nicolás Maduro muestra constancia de nacimie…
La Casa Blanca dice que los comentarios del líder de…

Una terapia genética en ratones permite proteger contra sobredosis de cocaína

Imagen referencial. Los ratones tratados con esta terapia mostraron, además, menos inclinación por entrar en un medio ambiente asociado con el consumo de cocaína, según explican los autores. Foto: Pixabay.

Imagen referencial. Los ratones tratados con esta terapia mostraron, además, menos inclinación por entrar en un medio ambiente asociado con el consumo de cocaína, según explican los autores. Foto: Pixabay.

Imagen referencial. Los ratones tratados con esta terapia mostraron, además, menos inclinación por entrar en un medio ambiente asociado con el consumo de cocaína, según explican los autores. Foto: Pixabay.

Una nueva terapia genética cutánea probada en ratones permite aliviar el deseo por consumir cocaína y proteger contra la sobredosis, según una investigación publicada este lunes, 17 de agosto del 2018, en la revista Nature Biomedical Engineering.

Expertos de la Universidad de Chicago (EE.UU.), encabezados por Ming Xu, profesor de Anestesia y Cuidados Críticos, probaron esta terapia que consideran “segura y efectiva” en el tratamiento de enfermedades no cutáneas, incluido el abuso de drogas.

De acuerdo con Xu, los investigadores contaron con tres mecanismos necesarios para tratar la sobredosis y prevenir la adicción a la cocaína: una enzima efectiva, una herramienta genética y una tecnología consistente en unos injertos de piel.

Según XU, la enzima utilizada se conoce como butyrylcholinesterase (BChE), que puede degradar la cocaína; recogieron células madre de los ratones, a las que se les introdujo esa enzima, lo que permitió preparar unos injertos de piel.

“Hemos demostrado una evidencia clave de que trasplantes cutáneos pueden entregar de manera efectiva BChE y proteger contra el consumo de cocaína y la sobredosis“, explican los autores.

Estas células madre fueron bien toleradas por los ratones y éstos pudieron sacar con rapidez la cocaína del torrente sanguíneo.

Los ratones tratados con esta terapia mostraron, además, menos inclinación por entrar en un medio ambiente asociado con el consumo de cocaína, explican los autores.