El MSP investiga una presunta muerte por dengue grav…
Productos mineros están en cuarta posición entre las…
Finanzas y AME acuerdan instalar mesas técnicas para…
Los controles a los precios de los productos de prim…
Se derrumba un edificio de departamentos de 12 pisos…
El presidente de Bolivia, Luis Arce, llega a Venezue…
Rescatan a 27 migrantes atrapados en una tormenta de…
En las calles de Otavalo, en Imbabura, se volvió a c…

Reproducción asistida es posible sin el cromosoma Y del hombre, según estudio

El cromosoma Y define el sexo de la persona, puesto que las mujeres tiene un doble cromosoma X. Foto: Pixabay

El cromosoma Y define el sexo de la persona, puesto que las mujeres tiene un doble cromosoma X. Foto: Pixabay

El cromosoma Y define el sexo de la persona, puesto que las mujeres tiene un doble cromosoma X. Foto: Pixabay

La concepción de hijos varones es posible en la reproducción asistida sin necesidad de involucrar al cromosoma Y del hombre, que hasta ahora se creía imprescindible, según un estudio de la Universidad de Hawai.

El cromosoma Y es sustituible por otros cromosomas homólogos que se pueden producir de forma artificial, por lo que este avance científico abre una puerta más en la reproducción asistida, según publicó este jueves 28 de enero de 2016 la revista Science.

El cromosoma Y es el que distingue el sexo del bebé: su presencia determina que será un hombre ya que las mujeres, en cambio, tienen un doble cromosoma X. “El cromosoma Y es un símbolo de masculinidad, presente solo en varones, y que codifica genes importantes para la reproducción masculina”, recuerda Science.

El equipo de investigadores de la UH, liderados por Monika A. Ward, profesora en el instituto de investigación biogenética, estudió el tema durante dos años con ratones.

“Muchos de los genes del cromosoma Y son necesarios para el desarrollo y la madurez del esperma y la fertilización normal, tanto en ratones como humanos. Sin embargo, cuando se trata de la reproducción asistida, hemos demostrado ahora que, en los ratones, la contribución del cromosoma Y no es necesaria”, explicó Ward.

Así, en Hawai ya hay dos generaciones de ratones macho desprovistos del cromosoma Y, que tienen todas las capacidades de los ratones macho “normales” y los esfuerzos se centran ahora en extrapolar esas propiedades a la reproducción humana.