Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…

Una nave de SpaceX explota durante un aterrizaje de prueba

Un cohete SpaceX Falcon 9 despega del Complejo de lanzamiento 39A en el Centro espacial Kennedy en Florida, EE. UU.. Foto: Archivo EFE

Un cohete SpaceX Falcon 9 despega del Complejo de lanzamiento 39A en el Centro espacial Kennedy en Florida, EE. UU.. Foto: Archivo EFE

Un cohete SpaceX Falcon 9 despega del Complejo de lanzamiento 39A en el Centro espacial Kennedy en Florida, EE. UU.. Foto: Archivo EFE

Un prototipo de una gigantesca aeronave con la que la compañía privada aeroespacial SpaceX pretende llevar a los primeros humanos a Marte explotó este miércoles 9 de diciembre del 2020 durante un aterrizaje de prueba en Texas (Estados Unidos).

El cohete destruido era un modelo conocido como Starship de casi 50 metros de largo que idealmente también transportará hasta 100 toneladas de carga al espacio.

La nave, sin tripulación, despegó de la base que SpaceX tiene en Boca Chica (Texas) y ascendió unos 12 kilómetros impulsada por tres motores tipo Raptor antes de regresar al punto de partida, donde debía aterrizar.

Sin embargo, al tocar tierra la nave explotó creando una bola gran bola de fuego.

El dueño de SpaceX, el multimillonario Elon Musk, explicó en un tuit que durante el descenso “la presión del tanque de combustible del cohete era baja”, lo que causó que “la velocidad de aterrizaje fuera alta”.

También dijo que SpaceX obtuvo “toda la información necesaria” de este vuelo de prueba.

Además, después de la explosión, Musk tuiteó: “¡Marte, aquí vamos!”.

La compañía aeroespacial es conocida por una estrategia agresiva de avanzar con rapidez en el desarrollo de sus naves y aprender de los errores, lo que ha ocasionado varias explosiones en sus vuelos de prueba.

En los últimos tiempos SpaceX ha logrado suculentos contratos con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) para realizar misiones de reabastecimiento de suministros y equipos de investigación a la Estación Espacial Internacional (EEI).

El más reciente llegó el pasado lunes con una cápsula Dragon que fue la primera en acoplarse automáticamente a la EEI.

Además, en noviembre SpaceX envío con éxito su primera misión operativa tripulada a la EEI.

Suplementos digitales