Periodista comunitario falleció mientras cubría el p…
El 1 de noviembre pasaje del Trole y la Ecovía subir…
Gremios plantean propuestas para ley del sector turístico
La U. San Francisco atenderá a víctimas de violencia…
Guillermo Lasso: ‘Si las manifestaciones persi…
Correa, Arauz y Chiriboga serán convocados por caso …
Quito Turismo alista festival para el Día de Difuntos
Gobierno busca mayor participación privada en sector…

Un lobo del Pleistoceno y un cachorro de león de las cavernas, hallados en Siberia

Foto: NAO Foundation

Foto: NAO Foundation

La cabeza decapitada de lobo del Pleistoceno mide 40 centímetros de largo y está bien conservada. Foto: NAO Foundation

La cabeza gigante de un lobo decapitado fue hallada en el permafrost, la parte profunda y helada del suelo de las regiones frías, de Siberia. El lobo pertenece a la era del Pleistoceno por lo que es considerado un descubrimiento único.

El hallazgo estuvo a cargo de científicos japoneses y rusos, ellos destacan que la cabeza del lobo tiene “los tejidos bien conservados” por lo que podrá ser comparada con lobos actuales “para entender cómo evolucionaron estas especies”, recoge el medio de comunicación The Siberian Times.

La cabeza del lobo todavía mantiene la piel, el hocico, unos grandes colmillos y los científicos incluso creen que se conserva el cerebro. El ejemplar habría fallecido cuando tenía entre dos y cuatro años. Este fue descubierto en el distrito Abysky, en el norte de la República de Sajá-Yakuria.

Se cree que este lobo del Pleistoceno pudo haber fallecido cuando tenía entre dos y cuatro años. Foto: NAO Foundation

Lo que aún se mantiene como un misterio es qué pasó con el resto del cuerpo del animal, del cual no hay pistas. La cabeza mide 40 centímetros de largo, lo mismo que la mitad del cuerpo de un lobo actual que varía entre 66 y 86 centímetros.

Los científicos también dijeron que el hallazgo data de hace 40 000 años y que se trata de un lobo adulto del Pleistoceno. El ADN del animal será analizado en el Museo de Historia Natural de Suecia, pero por ahora es parte de una exhibición científica en Tokio denominada Woolly Mammoth.

Los restos del cachorro de león de las cavernas serán analizados para compararlos con los leones actuales. Foto: NAO Foundation

Además en la exhibición también se puede apreciar los restos de un cachorro de león de las cavernas que igualmente están en buen estado. Al cachorro lo bautizaron como Spartak. Y así como la cabeza del lobo, los restos del león serán evaluados para compararlos con las capacidades físicas de los leones de hoy en día.

Según los científicos, Spartak habría muerto al poco tiempo de nacer. Pesa aproximadamente 800 gramos y mide 40 centímetros de largo.

Suplementos digitales