La reactivación comenzó en el centro de Quito
El liderazgo de Leonidas Iza se perfila por dos esce…
‘Couriers’ aceleran su labor para igualarse con retr…
Mujeres guayaquileñas diseñan su futuro con cada puntada
Vacaciones entre pasado y presente, Buenos Aires a p…
El ECU 911 registró un 12% menos de emergencias que …
Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito

La inteligencia de Heidi está a la par de Einstein y Hawking

La pequeña Heidi.    Tiene 4 años y ya sabe leer, escribir, sumar, etc.

La pequeña Heidi. Tiene 4 años y ya sabe leer, escribir, sumar, etc.

Heidi Hankins, una niña británica de 4 años, posee un cociente intelectual tan solo un punto por debajo del de Albert Einstein y de Stephen Hawking. Ella ya es miembro de Mensa, la asociación internacional de superdotados más reconocida a escala mundial. En este organismo también está la famosa Carol Vorderman, a quien Heidi supera en cociente (su puntuación es de 154). Así lo publican los medios de prensa londinenses. Heidi, de cabellos lacios rubios y ojos azules, cuenta con la asombrosa cifra de 159 en esta escala medidora de la inteligencia.

Sus profesoras del jardín de infantil se han quedado casi sin recursos para estimular y hacer avanzar en su progreso a la niña.

Hija de Matthew, de 47 años, profesor de la Universidad de Southampton, y Sofía, artista de 43 años, pronto se percataron de las habilidades de la niña cuando contando con apenas unos meses articulaba palabras y como con tan solo un año utilizaba oraciones completas. Meses más tarde, podía contar hasta 40, dibujar personas, recitar poemas o leer libros destinados a niños mucho mayores que ella. Sofía, su madre, asegura que nunca la han presionado: “Le gusta jugar con sus Barbies y legos, pero también la puedes ver sentada leyendo un libro”, señala el diario The Sun.

Entre otras habilidades tan poco usuales para una niña de su edad están: su manejo del ordenador con menos de 18 meses, sumar, restar, entre otras cosas.

Para John Stevenage, director ejecutivo británico de Mensa, “los padres identificaron correctamente que ella tiene un gran potencial. Les deseamos lo mejor y nos complace que hayan decidido unirse a la red de apoyo Mensa”. Además, precisa que el cociente de Heidi es poco probable que cambie a medida que vaya creciendo y envejezca.

La genética que ha heredado tiene buena predisposición para grandes mentes, pues el hermano de Heidi, Isaac, de 9 años, también se destaca por sus habilidades artísticas y su inteligencia.