85 niños y adolescentes, a la espera de sus trasplantes
Talleres en parques de Quito, una opción al aire lib…
Ney Farías, hace 21 años lleva una prótesis y nada la frena
35 jóvenes emprenden con enfoque de conservación ambiental
Documentales a la carta para disfrutar en este verano
Un presupuesto millonario para mejorar las cárceles …
La política para el agua y el saneamiento se modifica
Bolivia suma 67 feminicidios este 2021, uno de los p…

Detectan un megacometa que se acerca rápidamente al sistema solar

Imagen referencial. Este cometa ha sido visto más allá de Urano entrando en el Sistema Solar interior para una visita única en 600 000 años. Foto: Pixabay

Este cometa es tan grande que en un principio se pensó que podía tratarse de un planeta menor. Bautizado como 2014 UN271 o cometa Bernardinelli-Bernstein, por los científicos que lo descubrieron, tiene entre 100 y 300 kilómetros de longitud.

Según reporta el diario El País de España, el objeto fue identificado el 19 de junio a partir de datos tomados entre 2014 y 2018 por el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, en Chile, y se encuentra a unas 20 veces la distancia media entre la Tierra y el Sol, pero se calcula que en enero de 2031 esa separación se reducirá a la mitad.

Este cometa ha sido visto más allá de Urano entrando en el Sistema Solar interior para una visita única en 600 000 años. Tiene el núcleo de cometa más grande jamás visto. Sin embargo, podemos estar tranquilos porque el cometa Bernardinelli-Bernstein no chocará contra la Tierra.

Pero si es uno de los cometas más grandes jamás encontrados, siendo el más grande el cometa Sarabat, conocido como el ‘Gran Cometa de 1729’ que era fácilmente visible a simple vista.

Puede ser el mayor cometa observado en el Sistema Solar en tiempos modernos si se compara con los conocidos Hale-Bopp, que se convirtió en un espectáculo a simple vista en 1997 con un diámetro de unos 60 kilómetros y el cometa Halley, con 10 kilómetros.

El cometa 2014 UN271 fue descubierto por los astrónomos Pedro Bernardinelli y Gary Bernstein utilizando datos de archivo del Dark Energy Survey (DES), un proyecto de exploración del cielo en longitudes de onda ópticas e infrarrojas cercanas que tiene como objetivo investigar la dinámica de la expansión del universo y el crecimiento de su estructura a gran escala.