4 de July de 2012 11:15

La colaboración, clave en el hallazgo de una nueva partícula subatómica

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La colaboración entre los grupos de trabajo en los experimentos CMS y ATLAS del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN) ha sido esencial para poder anunciar hoy el descubrimiento de una nueva partícula, un hallazgo que se produce antes de lo esperado, según apuntaron los investigadores.

El CERN anunció hoy en una conferencia científica el descubrimiento de una nueva partícula, y aunque no confirmó que se trata del Bosón de Higgs, sí indicó que existe una gran probabilidad de que sea esta partícula, predicha en los sesenta por Peter Higgs.

Los resultados fueron expuestos por los portavoces de los experimentos ATLAS y CMS, que buscan desde hace años de manera paralela, pero independiente, pruebas de la existencia de la partícula de Higgs, la última que falta por descubrir en el modelo estándar de física de partículas.

En el CERN es bien conocido que existe un enfrentamiento poco camuflado entre los investigadores que trabajan en el ATLAS y el CMS, pues ambos quieren ser los primeros en comunicar los descubrimientos, aunque éstos no se consideran válidos si el segundo no llega a la misma conclusión.

Esta relación "amor-odio" se decantó hoy por su parte positiva, ya que aunque CMS fue el primero en presentar hoy sus resultados ante científicos de todo el mundo, las conclusiones que la portavoz de ATLAS aportó minutos después corroboraron la existencia de una nueva partícula.

Esa colaboración entre ambos experimentos se verá también en las próximas semanas en la publicación científica en la que los investigadores presentarán de forma conjunta sus resultados.

"El llegar a este descubrimiento científico, si es que ya podemos llamarlo así, ha supuesto el esfuerzo de muchos grupos de gente y ha hecho que todos hayamos trabajado hasta el límite de nuestras posibilidades", dijo el investigador del experimento CMS Javier Cuevas.

Cuevas explicó que el análisis de los datos del gran acelerador de hadrones (LHC) en los experimentos ATLAS y CMS se hizo en ocho meses (seis meses en 2011 y dos en 2012), "cuando por ejemplo en el Tevatrón -el acelerador del laboratorio Fermilab, en Estados Unidos- tardó diez años".

El investigador del CMS aseguró que hoy es un día "extremadamente feliz" para todos los que han participado en este hallazgo.

Juan Alcaraz, también investigador en el CMS, consideró el hallazgo "muy excitante" y opinó que todo lo que se sepa a partir de ahora sobre la nueva partícula "va a ser algo muy importante".

"Es una partícula muy única y que está en relación con las masas del Bosón de Higgs, pero habrá que ver si es un Higgs del modelo estándar. El que no lo fuera sería casi más interesante", agregó.

Alcaraz explicó que los físicos llevan "muchísimo tiempo" trabajando en la búsqueda del Bosón de Higgs.

"Cuando acabamos con el acelerador anterior tuvimos que construir el nuevo -el LHC- y al final parece que la hemos encontrado, o al menos algo que se le parece mucho", concluyó.

Por su parte, la investigadora del experimento ATLAS Martine Bosman opinó que el descubrimiento de la nueva partícula "es muy importante", ya que de confirmarse que se trata del Bosón de Higgs, "explicaría el origen de la materia".

"Es una pieza del modelo estándar que nos faltaba; hemos descubierto una partícula nueva que se parece mucho al Bosón (de Higgs), pero todavía nos falta más tiempo y más datos para averiguar su naturaleza exacta", agregó.

La investigadora opinó que este hallazgo "abra una nueva era" en la física de partículas y explicó que se podrá entender de manera "más precisa" el mecanismo que explica el origen de la masa a medida que se obtengan más datos en los detectores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)