14 de diciembre de 2018 00:00

Centros ceremoniales serán rehabilitados para los chachis

Actualmente, los centros esmeraldeños lucen deteriorados debido al poco mantenimiento que han recibido

Actualmente, los centros esmeraldeños lucen deteriorados debido al poco mantenimiento que han recibido. Foto: Marcel Bonilla / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla
Redactor.
marcel.bonilla@elcomercio.com
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un proyecto valorado en USD 300 000 permitirá la rehabilitación de cinco centros ceremoniales de la nacionalidad Chachi del cantón Eloy Alfaro, ubicados en las márgenes del río Cayapas, norte de la provincia de Esmeraldas.

Los centros de Punta Venado, Zapallo, Chespi, Corriente Grande y San Miguel son los referentes de la cultura religiosa de los indígenas chachis, porque es donde realizan la sepultura de sus parientes, casamientos, fiestas de los difuntos, Semana Santa y Navidad.

Se empezará por el cetro ceremonial más antiguo de toda la zona, que data de hace 400 años y es el primero que se observa en una loma mientras se viaja por el río Cayapas, partiendo desde el puerto fluvial de Borbón.

Actualmente, su aspecto luce deteriorado ante la falta de mantenimiento. Las casas, construidas con palos y tablas, están de color gris; algunas conservan las hojas de rampira en sus techos.

En este y los demás centros no habita nadie, pues son considerados cementerios, porque es donde antiguamente enterraban a sus muertos con todas sus pertenencias y también con alimentos.

El director del Departamento de Interculturalidad Bilingüe del Municipio de Eloy Alfaro, Anselmo Cimarrón, explica que la intervención en los centros ceremoniales permitirá fomentar el turismo ancestral de la nacionalidad.

Eso implica recuperar algunas prácticas como el casamiento tradicional que se realiza en diciembre de todos los años, pues muchos de los más jóvenes chachis pasan por alto esta antigua forma de celebración en medio de sus rituales.

Ligia Pichota, de la comunidad de Zapallo, evoca aquellos tiempos cuando todas las familias bajaban en canoas a canalete para concentrarse en Punta Venado, donde pasaban hasta tres días tomando chicha de maíz, panda de pescado y carne de monte asada.

El proyecto incluirá a miembros de la comunidad, que sirvan de guías turísticos y que enseñen la historia a los más pequeños.

A través de las escuelas bilingües de la zona se hace ese trabajo con los textos educativos que entrega el Ministerio de Educación, desde la conservación de la lengua materna hasta sus antiguas costumbres.

A lo largo del río Cayapas existen 40 comunidades chachis que serán integradas al proyecto; además, se trabajará en rescatar las infraestructuras y en el adecentamiento de la zona donde están los centros. Se aspira a que haya un flujo permanente de turistas interesados en conocer más de la actividad indígena.

El alcalde del cantón Eloy Alfaro, Francisco Castro, explica que la fuente de financiamiento del proyecto es el Banco del Estado, con el que han agilitado una línea de crédito por USD 300 000, destinado a ese fin.

Castro explicó que el acarreo de materiales para la rehabilitación de los centros vía fluvial hace que se encarezcan los costos, porque se debe navegar hasta cinco horas río arriba donde están esas comunidades y sus centros.

El Departamento de Interculturalidad empezó con la entrega de bombos, cununos y marimbas a todos los centros, para que se implemente la música ancestral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)