22 de abril de 2017 16:54

Casa Égüez abrió sus puertas con una premiación

El mural de Iván Égüez, en honor de los migrantes fallecidos en las costas europeas, está en el patio principal de la casa. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio

El mural de Pavel Égüez, en honor de los migrantes fallecidos en las costas europeas, está en el patio principal de la casa. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Ana Cristina Alvarado
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Centro Cultural de la Corporación Eugenio Espejo Casa Égüez fue inaugurado la mañana de este sábado 22 de abril, con música, una feria de libros y la entrega del premio La Linares de Novela Breve.

Casa Égüez está en la calle Juan Larrea y Río de Janeiro, frente al Colegio Simón Bolívar, en la zona de la matriz del IESS. Este es un proyecto de Iván Éguëz, novelista y fundador de la Campaña de Lectura Eugenio Espejo, y de su hermano Pavel, actual vicepresidente de la Corporación.

El Centro busca ser un espacio para actividades y servicios culturales. Está a disposición para quienes requieran presentar libros, realizar talleres, teatro, lecturas, charlas, entre otros.

Entre sus servicios están La Librería Rocinante, la Sala de Arte -para exposiciones- y la Libroteca, que brinda el servicio de préstamo de libros hasta por 15 días.

La Feria del Libro Abierto consta de títulos ecuatorianos, extranjeros y de libros en inglés. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio

La Feria del Libro Abierto consta de títulos ecuatorianos, extranjeros y de libros en inglés. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio


Casa Égüez
se abrió desde las 11:00 del sábado con la Feria del Libro Abierto, de editoriales ecuatorianas e internacionales. La particularidad de este espacio, que estará hasta el 21 de mayo, es que el libro más caro cuesta USD 10.

La serie ‘Náufragos’, de Pavel Égüez, también esperaba a los primeros visitantes de la Casa. En el patio principal se puede observar un mural pintado al fresco, que representa a los migrantes que mueren en el Mar Mediterráneo, antes de alcanzar las costas europeas. En las salas de la planta superior se exponen otras pinturas de la misma serie.

El evento de inauguración inició con la intervención del Coro de Pichincha, que interpretó canciones como La Vasija de Barro. A continuación se entregó el Premio La Linares de Novela Breve.

El escritor Modesto Ponce, derecha, recibe la serigrafía de La Linares, una obra de Ismael Olabarrieta. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio

El escritor Modesto Ponce, derecha, recibe la serigrafía de La Linares, una obra de Ismael Olabarrieta. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio

Este reconocimiento nació en el 2015, tras cumplirse 40 años de la publicación de la novela La Linares y la obtención del premio Aurelio Espinosa Pólit 1975.

La ganadora de la primera convocatoria fue Sandra Araya, con la novela 'La familia del Doctor Lehman'. En esta ocasión, la escritora también estuvo presente pues le entregaron la serigrafía de La Linares, una obra del argentino Ismael Olabarrieta.

Para la convocatoria del 2016 se recibieron 62 novelas. El jurado estuvo conformado por Carlos Ferrer (España), Iván Rodrigo Mendizábal (Bolivia) e Iván Éguëz (Ecuador).

El premio en esta edición fue compartido, para ‘Adela’, de Modesto Ponce, y ‘Crow’ de Luis Alberto Bravo. Los ganadores recibieron el premio económico y una serigrafía de Ismael Olabarrieta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)