20 de mayo de 2018 18:28

Carlos Rubira Infante, exaltado como referente de la composición en un homenaje

El nonagenario guayaquileño asistió con un traje negro y una media sonrisa, en silla de ruedas, al homenaje al aire libre organizado en el Paseo de los Presidentes del Malecón Simón Bolívar

El nonagenario guayaquileño asistió con un traje negro y una media sonrisa, en silla de ruedas, al homenaje al aire libre organizado en el Paseo de los Presidentes del Malecón Simón Bolívar. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Alexander García
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Carlos Aurelio Rubira Infante fue exaltado como autor de una “carta geográfica musicalizada” del Ecuador, pues en todas las provincias se inspiró para cantar, y “como el mayor referente de la composición del país” durante un concierto homenaje organizado por el Municipio de Guayaquil la noche del sábado 19 de mayo de 2018.

El tributo, en el que destacaron temas como Playita Mía, Chica linda y Guayaquileño madera de guerrero, celebró la inclusión del compositor ecuatoriano -autor de más de 600 canciones- como parte del Salón de la Fama de los compositores latinos, al que se incorporará en una gala el 18 de octubre en el James L. Knight Center de Miami.

El nonagenario guayaquileño asistió con un traje negro y una media sonrisa, en silla de ruedas, al homenaje al aire libre organizado en el Paseo de los Presidentes del Malecón Simón Bolívar, donde la Empresa Pública Municipal de Turismo le entregó una placa conmemorativa y un arreglo floral.

Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Turismo, exaltó la figura de “un insigne compositor, que ha enriquecido el pentagrama de la música nacional” y considero "un acto de justicia" su inclusión en Hall de la Fama de los Compositores Latinos 2018 de Miami (EE.UU.).

Rubira Infante, de 96 años, tomó el micrófono para dedicarle el logro a la patria, a su madre y a su esposa, ambas ya desaparecidas. “Estoy muy emocionado, todo el éxito a la juventud ecuatoriana”, dijo.

Una juventud que le rindió tributo musical, entre los cantantes que entonaron sus canciones sobre el escenario estuvieron jóvenes cantantes como Nicole Rubira, quien interpretó el pasillo En las lejanías y Ambato tierra de flores, un pasacalle. Las Hermanas Cuadrado cantaron dos pasillos del maestro: No puedo verte madre y Alondra fugitiva.

Carlos Rubira, en una esquina del Museo de la Música Popular dedicado a su legado, en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

El concierto lo abrió Fernando Vargas, “el último de los discípulos de Rubira Infante” –en realidad el último de los alumnos con los que grabó sus canciones-, quien le dedicó una composición de su autoría, Al Maestro Rubira. También interpretó A la ingrata, una tonada que grabó con el maestro en 2006 y que sólo ha sido divulgada entre los familiares. Se espera que esas canciones grabadas por los dos se conviertan ahora en un disco.

El concierto contó con una orquesta dirigida por el requintista Naldo Campos y con el violín del maestro Ecuador Pillajo. También participaron cantantes de gran trayectoria como Fresia Saavedra, colega de Rubira Infante como profesora de la Escuela del Pasillo en el Museo Municipal de la Música Popular Julio Jaramillo.

“Carlos ha hecho cosas hermosas como sacarle canciones a todas las provincias, se ha dedicado a hacer patria, tiene un talento fabuloso para sacarle canciones a todo, casi que de inmediato”, indicó Saavedra. “He cantado todas sus canciones y he grabado muchísimas de ellas, el triunfo de Carlos Rubira y su ingreso al Salón de la Fama es el triunfo del Ecuador”, destacó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)