6 de abril de 2019 00:00

El canguil es un producto que puede tener múltiples acompañantes

Azúcar y canela se esparce azúcar morena con mantequilla sobre los granos y se espolvorea la canela.

Azúcar y canela se esparce azúcar morena con mantequilla sobre los granos y se espolvorea la canela. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Evelin Caiza
Redactora (I)
caizae@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Uno de los acompañantes ideales para una tarde de películas o series en casa, sin duda alguna, es el canguil. Esta masa blanca y esponjosa, que proviene del grano del maíz, contiene fibra y propiedades antioxidantes.

Existen diferentes recetas, de sal y de dulce, fáciles de prepara en casa para combinarlas y obtener nuevas alternativas de degustar estos bocaditos.
Debido a su sabor neutro, logra maridar con sabores fuertes como, por ejemplo, higos con queso de la Sierra, sal prieta con verde de la Costa o yuca con chontaduro del Oriente.

Estas son algunas de las opciones que pueden atreverse a experimentar los amantes de los platillos típicos de cada región, según comenta el subchef de Galería Ecuador, Gabriel Moreira.

Él recomienda incorporar el canguil a las diferentes mezclas al final, con el fin de que conserve su punto crocante. Ya que cuando se lo deja reposar por más de 30 minutos, pierde su textura, afirma.

No solo el caramelo es el encargado de otorgar el sabor dulce al canguil, la salsa barbacoa también lo hace. Por ello el chef recomienda esparcirla sutilmente sobre los granos para lograr un sabor “dulce pero a la vez diferente”.

Para quienes gustan de la frescura de las hierbas también existen opciones. Una de ellas es la guayusa y la cúrcuma. A estas hojas se las corta en pedazos muy pequeños y se coloca sobre la reducción de azúcar y mantequilla, hasta lograr cubrir al canguil con una firme capa de caramelo.

El tocino, el jamón, el queso cheddar, la canela y los malvaviscos también buscan ser acompañantes del canguil para resaltar su sabor. Esto lo comprobaron las chefs Renata Castillo y Estefanía Pozo.

Al bocadito lo denominaron ‘canguil de Mejía’, en honor a una empanada con el mismo nombre que contiene una base de mantequilla derretida, azúcar morena y canela en polvo. Todo esto mezclado y refrito en una sartén.

Continuando con variaciones de dulce, los malvaviscos derretidos a baño María con chocolate logran que el canguil obtenga un sabor y textura que se derrite en el paladar. Para contrastar su dulzor se colocan brotes de hierbabuena.

Por otro lado, el jamón de York también puede acompañar al canguil. Picado en pequeños trozos, esta carne de cerdo se cocina con cebollín. Los amantes de la carne tienen más opciones, ya que el tocino con orégano y canguil también representa una explosión de sabores en el paladar.

En la dos recetas anteriores, las mezclas deben incorporarse sobre el canguil una vez que esté preparado normalmente. Incluso existe un ‘estilo pizza’, que acompaña a la versatilidad del canguil, ya que también se puede poner queso cheddar derretido sobre él.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)