24 de mayo de 2018 17:38

Campaña ‘Me molestan estas mamás’ genera debate sobre el odio y la discriminación en la publicidad

El video de la campaña se lanzó el lunes 21 de mayo del 2018 y generó polémica por el contenido de la canción interpretada por Bratt Murgueitio. Foto: Captura de pantalla

El video de la campaña se lanzó el lunes 21 de mayo del 2018 y generó polémica por el contenido de la canción interpretada por Bratt Murgueitio. Foto: Captura de pantalla

valore
Descrición
Indignado 48
Triste 0
Indiferente 20
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La agencia publicitaria que elaboró la campaña de pañales con Bratt Murgueitio rompió el silencio para justificarse y reivindicar el alcance de su estrategia que se inició con el video de una canción intitulada ‘Me molestan estas mamás’. Lo hizo la noche del miércoles 23 de mayo del 2018, a través de su cuenta de Twitter.

La firma de pañales “es una marca que tiene en su esencia el compromiso con este grupo vulnerable y que es coherente con esa esencia en cada una de sus facetas, viene desde hace años dando visibilidad a esta problemática”, dijo la agencia Kommunik.

“Con esta causa, Kommunik (y la marca de pañales) desarrollaron esta campaña que tenía como fin levantar la conciencia social, siendo los propios usuarios los que alzaran su voz en defensa de las mamás 4x4. La intención nunca fue ofender a nadie, sin embargo, hemos logrado un punto de inflexión en nuestro país: Ecuador es hoy diferente a como era tres días atrás”, dijo la agencia.

Cuando Bratt Murgueitio, exparticipante de un reality nacional, colgó el lunes 21 en redes sociales el video con la canción ‘Me molestan estas mamás’, lo hizo sin precisar que se trataba de la primera parte de una campaña ni lo presentó como una pieza de publicidad.

El hombre apareció cantando. "Hice una cancioncita para todas esas madres que se hacen las sufridas todos los días y creo que es hora de acabar con esta sociedad hipócrita", decía Murgueitio en el arranque del video. Luego rapeó: “Eres un mal ejemplo, como una madre no tienes derecho. Por más que reces mereces lo peor, y aunque reces ya no tienes solución”. Y continuó: "Me molestan estas mamás, evitemos que aparezcan más”.

En el video, que dura un minuto 48 segundos, aparecían mujeres junto a niños infantes, cuyos rostros quedan expuestos. Una madre trabajando con su hijo en brazos en la calle, otra en un mercado, otra estudiante universitaria camina hasta su centro de estudios con un niño de la mano, otra comparte en un parque con otros niños a los cuales cuida.

El video circuló en las cuentas de Murgueitio por más de 24 horas hasta que apareció una segunda parte: un video promocional de pañales, en el cual el exactor de reallity aparecía diciendo que se trataba de una campaña publicitaria para que las personas que lo cuestionaron se preocuparan por las madres solteras.

La explicación solo exacerbó el malestar que ya el primer video había despertado en las redes sociales, por discriminatorio contra las madres solteras y por vulnerar a niños.


En Ecuador, el Código de la Niñez y Adolescencia prohíbe la participación de niños, niñas y adolescentes en programas, mensajes publicitarios en producciones de contenido pornográfico y en espectáculos cuyos contenidos sean inadecuados para su edad.

Para Farith Simon, decano de la Escuela de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), “no se vulneró ningún derecho. No hay persona identificada con nombre y apellido que haya podido sufrir daño. Más allá del desatino, del mal gusto y la equivocación, no creo que la campaña en sí misma pueda ser procesada judicialmente”.

Silvia Buendía, abogada y activista por los derechos de población vulnerable, manifestó que, con la campaña, si bien no se puede hablar de discrimen ni de un delito, sí conlleva un discurso de odio. “Desconocemos si las mujeres que participan en esta campaña sabían el contenido de la canción y la forma en que se iba a presentar”, dice Buendía y señala que dentro de las acciones que podrían emprender las mujeres que participaron estaría denunciar a la empresa por el uso inadecuado de su imagen y la de sus hijos.

Simon puntualizó que, en efecto, pese a que a simple vista no se encuentra una vulneración de derechos o violación de reglas jurídicas, hubo un desatino en la forma de querer posicionar la marca.

Con esto concuerda Ximena Ferro, publicista y docente en la USFQ. Entre la creatividad y el mal gusto existe una delgada línea que la empresa sobrepasó al mostrar un discurso grosero por querer presentar algo diferente, dijo la especialista, al anotar la respuesta social negativa frente a la campaña. “Hay que ser muy cuidadosos y no ofender al target”.

Buendía remarca que la respuesta social fue lo más importante en este caso para generar verdadera conciencia frente a la forma cómo se transgreden derechos de la mujer.

En ese marco, la Asociación Ecuatoriana de Bienestar Infantil (AEBI) presentó una denuncia ante la Fiscalía del Guayas para que se investigue al cantante por el presunto delito de discriminación en el que habría incurrido por el video.

Luego de que la denuncia se hiciera pública, la agencia de publicidad que elaboró la campaña de pañales con Murgueitio añadió en un comunicado: “Aplaudimos a nuestra sociedad que ha salido en defensa de nuestras mamás 4x4”. En su cuenta de Twitter además reivindicó a las madres que fueron cuestionadas en el primer video, quienes fueron señaladas culpables de ser mamás solteras. 

“En nuestro país, 1 de cada 8 mujeres ya es madre entre los 12 y los 19 años y más de un millón de hogares tienen a la mamá como cabeza de familia. Estas mamás que luchan cada día por dar a sus hijos una vida mejor que la que ellas pudieron tener, sufren el juicio de una sociedad que no entiende la historia que hay detrás de su situación”, escribió Kommunik.

En redes sociales, activistas, ciudadanos y organizaciones defensoras de los derechos humanos cuestionan a la agencia, al actor y a la empresa de pañales por no ofrecer disculpas. Sostienen que la campaña atacó a un grupo ya vulnerado, las madres solteras, mientras otros acusan a la propuesta publicitaria como una expresión de odio.


¿Qué esperar de los actores inmersos en la polémica? Para Simon, no se debería seguir adelante con un proceso penal, “no es que se puede hacer cualquier cosa de manera ilimitada y sin restricciones, pero en este caso el artista debe responder por sus propias faltas. La empresa debe responder por la equivocación de la campaña”.

Bratt Murgueitio deberá presentarse a la Fiscalía el 29 de mayo del 2018  para rendir su versión ante la denuncia por presunto delito de discriminación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (6)