Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…
Tailandia habilita 15 vagones de tren para alojar a …

La cámara térmica sirve para detectar un síntoma del covid-19

La temperatura de una persona es medida al ingreso de un edificio municipal en Leópolis, Ucrania. Este sistema permite que la persona constate si tiene fiebre. Foto: Roman Baluk / Reuters

La temperatura de una persona es medida al ingreso de un edificio municipal en Leópolis, Ucrania. Este sistema permite que la persona constate si tiene fiebre. Foto: Roman Baluk / Reuters

La temperatura de una persona es medida al ingreso de un edificio municipal en Leópolis, Ucrania. Este sistema permite que la persona constate si tiene fiebre. Foto: Roman Baluk / Reuters

Frente a la propagación del covid-19 han surgido diversas herramientas que buscan frenar el avance de esta enfermedad a escala global. Es así que ha cobrado fuerza el uso de cámaras diseñadas para medir el calor corporal.

Las llaman cámaras termográficas y son capaces de medir la temperatura con el objetivo de detectar fiebre, uno de los síntomas principales de la infección por SARS-CoV2.

Su principal ventaja es que mide el calor corporal a distancia, sin ningún contacto físico. Por esta razón, son muchos los países que han instalado este sistema en las entradas de supermercados, edificios, estaciones del metro, entre otros sitios de alta concurrencia.

Ante el ‘boom’ de esta tecnología, las preguntas que se plantean muchos especialistas son ¿qué garantías pueden ofrecer estos sistemas? y ¿qué limitaciones tienen?

Según Diego Proaño, especialista en electrónica, la cámara utiliza una tecnología basada en detectores de radiación térmica infrarroja que, a su vez, tiene una resolución y precisión específicas para medir la temperatura del cuerpo humano. Estos detectores miden la energía que emiten los cuerpos y, a partir de esta, el dispositivo calcula de forma automática si hay fiebre.

Según el experto, cada franja de temperatura corresponde a un color. Con este método, la detección es prácticamente inmediata. De igual manera, basta con que el sujeto pase a una distancia de dos metros o menos para que la cámara termográfica detecte la temperatura.

Además, Proaño precisa que mediante un software basado en inteligencia artificial se puede identificar la temperatura de partes específicas del cuerpo, como una arteria al lado del conducto lacrimal. Si esta presenta una temperatura superior a la configurada, que suele ser 37,8° centígrados (situación de fiebre), se puede dar una señal de alerta con el objetivo de que se realice una prueba adicional para confirmar el diagnóstico.

El físico Antonio Alulema explica que la radiación infrarroja utilizada por estos dispositivos es visible e inocua en una exposición de segundos. Alulema recuerda que es una fuente de calor.

El oftalmólogo Guillermo Coba afirma que el infrarrojo próximo es el único que podría causar quemaduras leves en la piel, además de cataratas en el cristalino y opacidades. Para ello tendría que estar a pocos centímetros; sin embargo, los detectores de las cámaras que se están implementado se encuentran a metros de distancia de las personas.
 
Coba considera que la exposición del ojo humano a esta luz visible breve, en el peor de los casos, puede estimular respuestas como cierre parcial o total de párpados.

María Belén Terán,
médica e investigadora, considera que una de las limitaciones de esta tecnología es que solo funciona para las personas que tienen síntomas. Esto quiere decir que los controles de temperatura no podrán detectar más del 50% de las personas infectadas. Asimismo, puntualiza, la temperatura exterior no siempre es la temperatura interna del organismo, por lo tanto, esta no se podrá medir con una cámara térmica, ya que los equipos no atraviesan los tejidos humanos. Esto significa que únicamente se podrá medir la temperatura superficial. Por eso, es necesario que la persona se someta a otros exámenes para descartar el contagio de covid-19.

Actualmente, hay diferentes equipos para medir la temperatura corporal con diversas opciones. Así, por ejemplo, hay algunas máquinas que utilizan un algoritmo específico que mide la temperatura en las partes correctas de la cara. Sin esta función, la detección de los signos de la fiebre no funcionaría, ya que no es suficiente solo con apuntar la cámara hacia la persona.