11 de noviembre de 2019 14:16

YouTuber cuenta que tres colegas intentaron abusar de ella

Patricia Caeli Olalla, conocida como Caeli, relató cómo tres colegas de YouTube intentaron abusar de ella. Foto: captura de pantalla

Patricia Caeli Olalla, conocida como Caeli, relató cómo tres colegas de YouTube intentaron abusar de ella. Foto: captura de pantalla

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 9 de noviembre del 2019, la YouTuber mexicana Patricia Caeli Olalla, conocida como Caeli, tomó fuerzas para revelar que sufrió un presunto intento de abuso, además de haber sido golpeada en enero pasado. La joven, de 29 años, publicó un video en su canal en el que relató que tres YouTubers, sin decir sus nombres, habrían intentado drogarla.

“Les cuento esto porque sé que puede hacer que se pueden más y evitar que les pase algo”, dijo Caeli antes de iniciar su testimonio. Ella relató que después de haber sido seleccionada por participar en una serie de ficción, llegó a otro país -no especificó cuál- en enero del 2019. Allí se inició el rodaje de la producción. “Me iba a quedar dos semanas. Estaba muy emocionada, feliz. Llegó el fin de semana y mis ‘amigos’ YouTubers me escribieron para salir. Yo confiaba en ellos, por eso accedí”.

Los YouTubers llevaron a la joven a una fiesta en un departamento de un conocido. “Yo tenía mucha sed y les pregunté a mis ‘amigos’ en dónde podía encontrar agua. Ellos me dijeron que espere y después de varios minutos llegaron con cinco botellas de agua”, contó Caeli.

La joven recuerda que aceptó una botella de agua, pero antes de abrirla, quiso cerciorarse de que estuviese bien cerrada y no manipulada. “Cuando una botella es nueva, al abrirla un seguro se rompe. Pero cuando la abrí, me di cuenta de que ya la habían abierto antes. Al hacerlo, sentí una especie de tierrita, como si le hubiesen puesto algo…”, dice la YouTuber, con la voz entrecortada.

Video: YouTube, cuenta: CaeLike

Ella sintió miedo. Lo único que trató de hacer, afirma, es conservar la botella para tener una prueba. “Me di cuenta de que me habían puesto algo. Y obviamente no tomé el agua. Pero también entendí que toda la noche había estado tomando lo que ellos me daban. Sentí pánico”, relata.

Caeli, aunque se sentía nerviosa, decidió hacerles saber que se dio cuenta de la sustancia en la botella. “No quería enojarlos porque estaba sola. Les dije, como riéndome: ‘Ah, los caché, que me querían poner algo en la bebida”. Los hombres lo negaron, pero, según el relato de la YouTuber, comenzaron a mostrarse nerviosos.

“Ellos sabían que yo tenía la evidencia. Noté que uno le dijo a otro: ‘la botella, la botella’, como diciendo que debían ‘salvarla’”, recuerda. Al estar en un país extraño, la joven no sabía a quién llamar o a quién alertar, pues solo tenía WhatsApp. Decidió contactarse con una amiga para pedirle que llame a la Policía. Durante la conversación, la joven le dio los nombres de los YouTubers para “que, en caso de que me pase algo, supieran quienes fueron. Ellos escucharon y se alertaron”.

La YouTuber decidió apartarse de ellos y esperar en un pequeño jardín, mientras los invitados de la fiesta comenzaron a acercarse a ella. “Sentía que tenía el tiempo contado. Sentía que tenía en peligro mi vida”, dijo. Ella intentó mantener la calma mientras llegara la Policía. Un agente policial llegó y Caeli lo vio desde el jardín. “Ahora tenía que enfrentarlos. El policía golpeó la puerta y preguntó si alguien había llamado al 911. Todos gritaron que no. Yo grité con todas mis fuerzas: ¡Por favor, ayúdenme! Todos me miraron con odio”.

Los invitados de la fiesta comenzaron a insultarla. Ella esperaba que el efectivo subiera pero él le explicó que no podía ingresar a una propiedad privada. “Yo tenía miedo porque debía pasar a través de todos. Cuando comencé a bajar las gradas, se hicieron bolita, me agarraron del cabello y comenzaron a patearme”, recuerda la joven.

Golpeada, la joven intentó avanzar hasta la puerta, pero un hombre no la dejó: “Si no hubiesen querido hacerme nada, solo hubiesen dejado que salga pero me maltrataron de una forma asquerosa. Lo golpeé para poder salir”.

La patrulla policial llevó a la YouTuber hasta su hotel, donde la esperó una productora de la serie que estaba filmando. “Le conté y solo me dijo que igual no me había pasado nada. No sé si lo que me pasó es demasiado mínimo para la gente, pero a mí me dolió, me tumbó. Me afecta hasta hoy en mi vida diaria”, lamenta.

Ella decidió no interponer una denuncia contra los YouTubers porque “no tengo pruebas. Perdí la botella mientras me golpeaban. Me van a decir que no me pasó nada. Así minimizan los abusos”, dijo, indignada.

Caeli intenta superar el doloroso episodio pero también difundir un mensaje para sus seguidores. “Yo confíe en quienes decían ser mis ‘amigos’. Pero la verdad es que no todos lo son. Hay muchas personas que no se han salvado, que no lograron escapar como yo. Y quiero estar bien, recuperar mi vida. Y te conté esto porque quiero que te cuides muchísimo, que sepas quién te quiere de verdad”, aseguró, con firmeza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)