La lava arrasa una gasolinera y amenaza una iglesia …
11 días de vacaciones en Moscú y cierre de actividades
Calles y Asamblea, las dos vías de las movilizaciones
Los vacunados con Sinovac afrontan más limitaciones …
Ecuatorianos laboran bajo 42 tipos de contrato
Evaluación ciudadana, clave en cobro de tasa de segu…
Bancos comunales son un soporte para 6 000 familias …
En plena audiencia, un niño le pide al Papa su solideo

Una cachorra con seis patas ayuda a un niño a enfrentar el acoso escolar

Roo nació con seis patas y es a nueva mascota de Luke, un adolescente de 15 años, Foto: Captura

Roo nació con seis patas y es a nueva mascota de Luke, un adolescente de 15 años, Foto: Captura

Roo nació con seis patas y es a nueva mascota de Luke, un adolescente de 15 años, Foto: Captura

Roo, una cachorrita llamada como el canguro de Winnie Pooh, nació con dos patas extras en un criadero de EE.UU. El can es un cruce de labrador y salta sobre sus patas traseras, por ello el nombre.

Una imagen de la perrita fue puesta en línea para que encuentre un hogar. Luke, un adolescente de 15 años la encontró y decidió adoptarla. La madre del muchacho Lauren Salmon no dudó en apoyar a su hijo.

El día que fueron a buscar a Roo, ella salió saltando de su corral y se dirigió directo a Luke y su madre. “Fue amor a primera vista desde entonces”, relató Salmon al medio de comunicación SWNS.

Adoptar a Roo fue especial para Luke, pues el adolescente sufre de una enfermedad en la piel conocida como psoriasis. Según explica el sitio web de la clínica Mayo, esta condición crónica “hace que las células se acumulen rápidamente en la piel” causando la formación de “escamas y manchas rojas que causan comezón y, a veces, dolor”.

Luke junto a su mascota adoptada, Roo, una cachorra que nació con dos patas extras. Foto: Captura

Por su enfermedad, Luke ha sido víctima de acoso escolar. Según su madre, el contacto con una mascota le ayuda a reducir el estrés “y eso debería ayudar a su piel”.

La mujer se contactó con un veterinario para evaluar cómo mejorar la movilidad de Roo porque sus dos patitas extras le impiden usar bien las delanteras. “Es triste, pero lindo al mismo tiempo por toda la energía que ella tiene”, comentó.

La extremidades extras que tiene Roo no le causan ningún dolor, la cachorrita “está llena de vida y es muy juguetona”, afirma Salmon . Su hijo está verdaderamente feliz con su nueva mascota. Son inseparables y “hasta duermen juntos”, señala la mujer.

Suplementos digitales